Disfraces para Halloween


Te guste o no, Halloween ha sido importada de los States, y casi mejor porque aquí se había perdido ya la costumbre de contar leyendas de Bécquer al calor de una hoguera la noche de las ánimas. Así que por mí me parece estupendo que haya una ocasión más para organizar una fiesta y disfrazarse.

¿Y de qué te vas a disfrazar esta noche, petarda?


Nuestro primer chico sugiere el modelo "demoño rojo" o diablillo de programa 3x4 presentado por Isabel Gemio. Bah, sí, bien, pero... ¿no está ya muy visto?

Aunque tampoco nada original, mejor éste de vampiro "True Blood" con práctica coquilla desabotonable mediante corchetes automáticos.


Tampoco está mal el modelo "El Padrino". Vas de gangster, con un pañuelo rojo como toque de distinción y cuello y corbata ideales para que te digan eso tan maewestiano de "¿llevas una pistola ahí dentro o es que te alegras de verme?".


Y frente a los gangsters, la policía. Este modelo me encanta, siempre he sido muy defensor de las tradiciones madrileñas como la rejilla goyesca, y si no la puedes llevar en el pelo, mejor en el culo. Es el modelo ideal para apuntarte a clases de baile de escuela bolera. Y cuando te lo quitas por fin entenderás la expresión de "quedarse a cuadros" (o a rombos).


Siguiendo con que hay a quien le ponen mucho los uniformes, uno de clase B, el de azafato. Huy, perdón, que ahora se dice TCP. Te vale para la fiesta dress code del Odarko Into The Tank si te quitas la corbatita, que queda muy ridi con el nudo atrás.


Siguiendo el dress code, seguro que estarás harto de leer eso de "no dejamos entrar en vaqueros si no van con chaps" para luego encontrate dentro a todo el mundo en vaqueros y camiseta. Tranquilo, para fetichistas de John Wayne y Randolph Scott, el modelito cowboy, de vaquero + chaps de vaca.


Y otro que también pone mucho, el de "chapuzas" o "manitas". Realmente no deja de ser un calzoncillo con unos prácticos bolsillitos decorados para guardar los condones, pero los dos retales a tiras que han puesto como tirantes le dan un toque y sí, a todas se nos caen las bragas al suelo cuando un tío así nos suelta eso de "Señora, ¿dónde quiere que se lo ponga?"

¿y tú? ¿de qué te vas a disfrazar?



Ah, todos los modelitos de esta entrada (excepto el disfraz de tigre spider) son de "Candyman", así que no será fácil encontrarlos en el chino HiperAsia del polígono. Quizás sí en tu sex shop habitual, pero ya sabes los precios de los trapitos allí. Bueno, siempre puedes customizarte unos calzoncillos de Primark con restos de retales de la caja de los hilos de tu mami y un poco de velcro. Total, si te los vas a quitar enseguida.

Blog Widget by LinkWithin