Belle nuit, ô nuit d'amour, souris à nos ivresses


Todos los años la misma cantinela, que si Jalogüín por aquí, que si Halloween por allá, que si el día de los enamorados lo inventó El Corte Inglés o si acabaremos comiendo pavo y celebrando el San Givins ése. Gilipolleces.

Yo no agujereaba calabazas ni me vestía de Lily Munster (aún), pero de pequeño sí que era habitual sentarse a contar historias de miedo en la noche de las ánimas. Vamos, que te ibas acojonao a la cama.


..la encontraron inmóvil, crispada, asida con ambas manos a una de las columnas de ébano del lecho, desencajados los ojos, entreabierta la boca, blancos los labios, rígidos los miembros, muerta, ¡muerta de horror!



¡ como a Elvira !

Blog Widget by LinkWithin