El cuarto oscuro más grande del mundo


The largest darkroom in the world no es el del Strong, desengáñate.

No. El cuarto oscuro más grande del mundo, al menos volumétricamente hablando, está en la Tate Modern de Londres y es una instalación de un tal Miroslaw Balka que se llama How it is (cómo es).

Es un paralelepípedo gigante al que se accede por una rampa. Y dentro está ojcurojcuro. Se supone que es para provocar claustrofobia y desasosiego, y había que ver cómo iba de acojoná la gente entrando en el cubo. La falta de costumbre, claro. Se echaban de menos los mecheros y los móviles.

Ríete tú de los hombres en cuclillas de la serie Vértigo, del informalismo abstracto, de Melissa Hindell, de Lidia y de su prima, que fue la que les animó.

Aunque para cuartos oscuros, el del XXL. Que de oscuro no tiene nada, que es un paseíllo total, que huele a rayos, que tiene dos plantas y que está más concurrido que el metro.

Un poco menos concurridos que los baños del 79CXR, pero vamos, poco le falta. Si quieres frikismo y que se te corte el pis, no tienes más que bajar.

Para frikismo, el White Swan en Limehouse, claro, con sus venues temáticas. Lástima que no pilláramos la del striptease amateur. Auténtico bar de ambiente de barrio. Y con la sauna a un pasito. Qué más quieres, maricarmen.

¿Te puedes creer que hemos estado una semana en Londres y no hemos pisado Picadilly ni una sola vez? Toda una proeza.

Blog Widget by LinkWithin