gimnàstica passiva (ii)


En este recorrido por la pasividad, y antes de terminar con la tercera y más interesante parte: multieyaculación lo-pongo-todo-perdido, no puedo pasar por alto el disco de da título a esta serie de entradas: Gimnàstica Passiva, del dúo Hidrogenesse, del año 2002.


Leamos una pequeña nota de prensa sobre este cd:

"Alucinante propuesta musical salida de las mentes de Genis Segarra y Carlos Ballesteros en donde compactan un tipo de mini-manifiestos de la subcultura pop, con letras totalmente ingeniosas, energía desbordante y música con actitud."

¿A que no te dice absolutamente nada?

Normal, a mí tampoco. Pero está bien, ¿eh?

Y aunque la canción estrella fuera la fantástica "
No hay nada más triste que lo tuyo" con sus ruidos de ballenas, no se puede dejar de lado Góngora, con letra del mismísimo Luis de ídem. Atención a la letra:



HE DICHO A LA LETRA

En otro orden de cosas, también pasivas, podemos decir que en la entrañable ciudad alemana de Friedrichshafen, que no te recomiendo visitar en absoluto porque no vale un pimiento, nos encontramos este verano con la única, auténtica y genuina CASA DE LAS PASIVAS:


¿Qué harán en esa casa?
¿Pondrán potros, slings y cruces de San Andrés?
¿Habrá lubricante en todas las habitaciones?
¿Nada más entrar te colocan unas botas de buzo para que te pesen los pies y no se te vayan levantando las piernas?
Qué misterio.


Y terminamos con otro romántico vídeo



Continuará... (supongo)

Blog Widget by LinkWithin