Visitas


A este blog, como la cosa siga así, le quedan dos telediarios. No es un falso reclamo para recibir comentarios del tipo: "oh, nooo, no lo hagaaaas" en plan los que se ponían en los foros y en las news de gente superpetarda que amenazaba con abandonar cada equis tiempo para recibir este tipo de respuestas.

Pero es que una de dos: o esto se agota o no pasa nada realmente interesante en mi vida. Y no me voy a poner a contar mis mogollones labo laborales ni a hacer crónica política, porque no es mi estilo.


Además, desde que me he vuelto un aburguesado que vive en pecado, ni salgo, ni me muevo, ni conozco nuevos sitios, ni na de na. Y mi vida cultural se reduce al abono de ópera y punt. ¿Es que acaso quieres otra foto de la lámpara del comedor? Por cierto, no se llama Zeppelin sino Happy Happy, y su diseñadora es una tal Aleksandra Stratimirovic, y no puedo decir dónde la he comprado porque el tx me lo ha prohibido.

Pues aquí va otra foto de la lámpara del comedor, ea.


La nuestra es la amarilla, pero le hemos quitado el filtro de color, que no nos pega y parecía un helado de lima-limón.

Mientras tanto, como ser inconstante e incongruente que soy, y como no me gustan los tíos con piercing en los pezones, pongo estos escaneos de los tiempos de Petunia Potosí, expresidenta del club de fans de Ángela Carrasco, y su amiga Maruja.



¿Quién viene de visita este findeeeee?

Oh, no, horror, qué he dicho, los psicopatabloggers están ya al acecho preparando su batería de reproches y chantajas emocionalas. Biennnnn.

El vídeo hay que verlo:



Blog Widget by LinkWithin