Nuevo disco de CORAZÓN: Nuevo Futuro


Bueno, pues después de CUATRO años por fin tenemos nuevo disco del dúo Corazón: Nuevo Futuro, editado, cómo no, por Elefant Records y que yo, cómo no, he comprado en el polígono, para que no se diga.



Corazón hacen pop melódico de guitarras y juegos de voces. Como unos Pecos del siglo XXI o unas Ella se hace un dedo baila sola reconciliadas, pero con mucho más estilo, claro.


En este nuevo disco vuelven al camino del anterior con cositas que recuerdan, como ya dije en su día (clic), a las Vainicas, a Víctor y Diego o a Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán. Muy románticos, muy tristones, muy seventies. La música se puede hacer difícil al principio por lo lentorra, sobre todo si no se está acostumbrado a este dúo, pero el disco gana con las escuchas, sobre todo si se va prestando más atención a las letras.

Letras que, por cierto, siguen siendo de "hoy vamos a abrirnos las venas tres veces, ¿te parece?", están cuidadísimas, pero joer, tanto desengaño, tanto "estoy solo y nadie me quiere", tanto poner ojitos de corderillo degollado en los conciertos... niños, caramba, espabilad.

El aire seventies también lo vemos en la portada del disco, con fotos de Luis de L-Kan. Tipografía "disco", barbas Jesus Christ Lloyd Webber, diseño retro... si en vez de blancos fueran en beige (color que odio), los sacos que llevan serían igualitos a la mantelería que me ha regalado mi hermana (que me da apuro devolverle porque todos los años le digo que sus regalos, que a ella le parecen elegantísimos, a mí me resultan horrorosos).


Para este disco han elegido la producción de Ibon Errazkin. Es decir: EL TÍO COÑAZO QUE AMUERMA TODO LO QUE TOCA. Destrozó el Popemas de Nosoträsh y no lo logró con el Impermeable de Carlos Berlanga, porque afortunadamente tenía unas canciones que resistían cualquier intento de bombardeo de aburrimiento por parte del Errazkin.

Aquí lo vuelve a intentar, pero afortunadamente las canciones de Corazón también aguantan. Nos mete unos arreglos que parece que estamos escuchando a Single (y mira que me gusta Single, pero aquí como que no). Aún así, se carga hits seguros como "La reina de la pista" o hace que "Sobrevivir" se haga eterna. Nos hace comparar sin piedad la producción del cd anterior, y especialmente su "Jugando con el Corazón".



Por cierto que "Sobrevivir" es una versión de un éxito del grupo APACHE, también setentero y con aire muy Fiebre del Sábado Noche. (He intentado buscar algún vídeo de "Te estoy queriendo tanto", que me parece su canción más kitsch, pero no la he encontrado). "La Reina de la Pista" será la más coreada, aunque NO LES PERDONO el que le hayan cambiado la letra, ha perdido toda su potencia al pasar a cantarla en segunda persona. "B612" es más que un homenaje, un calco de Vainica Doble, con esas frases acentuadas en la última sílaba. "Nuevo Futuro" amenaza con ser un coro de parroquia pero no, lo supera. También me gustan "El plagio de un plagio", "Nunca olvidarte"...



En fin, que es un disco que está bastante bien, que convencerá a los que ya les gustaba Corazón y que horrorizará a los que ya les acusaban de blanditos. A mí me gusta, ¿per què no? Ahora sólo falta que lo presenten como debe ser en concierto, y que mi apretada agenda social (y mi tx, a quien le parecen detestables) me permita ir.


Termino con la reseña de su web:

CORAZÓN son Carlos López (voz) y Nando Quesada (voz, guitarra y programaciones). Debutaron en 2005 con “Melodrama”, un álbum adorado por el público y aclamado por la crítica (entre los mejores discos nacionales de 2005 según la revista Rockdelux, que escogió la canción "María del Mar" como tercera mejor del año, y mejor disco nacional de 2005 en el programa radiofónico “Los 39 sonidos”·que dirige en Valencia el periodista Juan Vitoria). “Melodrama” ofrecía un pop romántico que apuntaba mucho más allá del indie-pop con exquisitas referencias (además, novedosas: entre el soft-pop y el folk preciosista de VAINICA DOBLE, SOLERA o JOSÉ Y MANUEL, SIMON & GARFUNKEL y NILSSON). Su encanto llegó hasta Corea, donde actuaron en 2006. Y es que el idioma no es barrera porque pocos grupos tienen un nombre tan ajustado: la música de CORAZÓN sale del corazón y apunta al corazón.

Su segundo álbum ha tardado más de tres años, pero basta escucharlo para darse cuenta de que ha merecido la pena cada segundo de espera. Carlos y Nando dan un salto adelante con una espléndida madurez. El disco disfruta de una producción extraordinaria de Ibon Errazkin, responsable de otros discos que ya son clásicos del sello “Elefant” como “Popemas” de NOSOTRÄSH, “Impermeable” de Carlos Berlanga, “Satelite 99” de ANA D o los de SINGLE y LE MANS, y cuenta con colaboraciones estelares como las de Teresa Iturrioz (SINGLE) y Malela Durán (NOSOTRÄSH, GRANDE-MARLASKA) en los coros o Rafael Guillermo de POP TOPS en el piano. Tiene doce canciones fabulosas cuyos sentimientos están por encima de cualquier estilo. Con sonidos variopintos y arreglos siempre originales, mucha sensibilidad y ternura, preciosas letras y sus encantadores armonías, se atreven con el pop melódico clásico, el bolero-pop o el melodrama sentimental, retomando el espíritu artístico de VAINICA DOBLE con su originalidad y sus arreglos barrocos. Entre las canciones hay himnos de soul-pop romántico que no desmerecen a LA CASA AZUL y baladas sobrecogedoras que podrían ser estándares de la canción melódica ligera. No es de extrañar que algún intérprete famoso sacara alguna versión de aquí. Es un álbum importante que sin duda va a pasar a la historia como uno de los grandes clásicos del sello Elefant. No te lo puedes perder.


Blog Widget by LinkWithin