Duda existencial


Hoy estoy muy Walpurgis y después de la cena de anoche me pregunto a mí mismo:

Casi todos conocemos al típico plasta que tiene que tener la última palabra en la conversación, que habla con exceso de decibelios para que todo el mundo lo oiga, que siempre tiene que ponerse como ejemplo de experiencias de los demás (en plan Fulanito está en el hospital pero él ha tenido esa enfermedad y otra mucho peor, o Menganito quiere viajar a Matalascabrillas del Duque y él justamente tiene un íntimo amigo de allí, qué casualidad), que te mira al bies, que es un bocas, que sin resultar insoportable resulta incómodo... el notas de turno, vamos.

¿Por qué ese tipo de persona suele tener una pareja absolutamente adorable, callada, tranquila, sonriente, que se interesa por las conversaciones de los demás, entrañable, que te dan ganas de achuchar?

Lo malo es que como cuando me pongo Walpurgis no sé por qué pero nadie me coge el teléfono y me quedo sin respuesta, jo.

Blog Widget by LinkWithin