Las Crónicas de Muermia: El Príncipe Caspa



En buena horita se le ocurrió a mi tx ir al cine el domingo para despejarnos un poco de tanto orgullo y tanta leche (míralo, como él no va, creo que se refería a que me despejara yo después del lamentable estado en el que me encontró el domingo).

La culpa es suya, nanananana, la eligió él, nanananana. Yo sólo tenía la referencia de mi múltiple sobrino nº 3 (10 años) a quien le había encantado.

La película elegida ha sido:

Las Crónicas de Narnia. El Príncipe Caspian.


Qué coñazo. O sea, por favor, NO VAYAS.

El argumento (o más bien la anécdota) se resume en un párrafo sin demasiadas frases, y al margen de esa línea argumental, la peli entera es una acumulación interminable de dramas inexplicables salpicados con chistes de animalitos. Yo no sé si hay que empezar a buscar metáforas cristianas como en la anterior peli, que si el león es dios y sólo el que cree en él se salva y cosas así, pero vamos, para eso no voy yo al cine. Si la primera peli me pareció entretenida pero carente de fantasía y emoción, ésta es un bodriazo, eterna, directamente influida (yo no digo influenciada) por el megacoñazo de los anillos y que se podría haber solucionado de una manera más aventurera y menos psicodramática.


En fin. El tx se quería morir y yo iba dando saltitos diciendo: la has elegido túuu, ha sido cosa tuya, nanananana. Es que el otro día menuda la que me montó porque le hice ver Zombies Party, que también es bastante mala.


Detalles: como el general que sabemos lo que va a hacer al final de la peli está Pier Francesco Favino, aportando un toque de macha que no viene mal. ¿te acuerdas de él? El Davide de Saturno Contro. También sale Alicia Borrachero con un nombre superdivertido: Reina Prunaprismia. El único momento emocionante de toda la película lo protagoniza, cómo no, Tilda Swinton.


Es que ni siquiera los protas están porculizables. Al mayor se le han quitado los morritos felatrices y el Caspian es el típico pasmarote para forrar carpetas de niñas. Amos.


Blog Widget by LinkWithin