Cosmo Frozen


Ahora que este viernes se estrena Sexo en Nueva York (Sex and the City, para las fansas), la película...
De todos es conocida la fórmula del cosmopolitan, ¿no?:

- Dos partes de vodka
- Una parte de zumo de arándanos
- Una parte de Triple Sec
- Una parte de zumo de lima

Hielo, coctelera, servir muy frío en copa de martini y poner cara de Carrie Bradshaw (que es la misma que la cara de Jennifer Aniston pero inclinando la cabeza hacia el otro lado).

Consejos:
- El zumo de lima que no sea Rives, Dama de Baza o Carrefour, que sabe asqueroso.
- Si se exprime lima natural, rebajarla con agua o echar la mitad, que si no sale muy fuerte y te da acidez para el resto de la tarde.
- Sustituir el zumo de arándanos por frutas del bosque cambia totalmente el sabor y desvirtúa el cóctel, hacedlo sólo en situación de emergencia.
- El Triple Sec se puede sustituir tranquilamente por Cointreau.
- La vodka que sea de primeras marcas.

Pero... ¿qué hacer cuando el número de asistentes es tan numeroso que no puedes ir haciendo coctelitos de dos en dos porque aburres, te aburres y encima se te quedan las manos pringosas? ¿y cuando tienes que usar de coctelera un frasco de vidrio de espárragos en conserva?

Pues... COSMO FROZEN:


Ingredientes: los mismos. Pero con más hielo y utilizando un electrodoméstico indispensable en la cocina moderna: LA MÁQUINA DE HACER DAIQUIRIS:

Tras las pruebas ensayo/error y el consiguiente pedal a las seis de la tarde, llegamos a las proporciones ideales:

- Tres medidas de vodka (tamaño taza de café solo)
- Tres medidas de zumo de arándanos.
- Dos medidas de Cointreau
- Una medida de zumo de lima exprimido
- Hielo hasta rellenar la máquina de hacer daiquiris dejando el nivel 10 centímetros por debajo del tope.

Lo de los 10 cm es importante porque rebosa, te pringas, lo pones todo perdido y hasta te la puedes cargar. Es por ello que si el vaso es de 1.75 litros, mejor que el de 1.25.



Instrucciones:

Primero le das al botón de picar hielo. Si tu máquina de hacer daiquiris no tiene, dale pequeños golpes intermitentes al turbo. Si tampoco tiene turbo o es de marca BRAUN directamente cómprate otra la enciendes y la apagas varias veces. Es fundamental porque un hielo mal picado te puede joder las aspas y hasta cargarse el vaso. Tú verás. Una vez que el hielo se ha troceado, ya se le puede dar tranquilamente a velocidad de crucero hasta que se mezcle todo bien y quede líquido.

Da para que 8
personas tomen dos copazas cada una. No es lo mismo pero es rápido, práctico y efectivo.

Y con todo eso se puede:




- Ver un partido de fútbol y jalear los goles.
- Asistir a una exposición sobre Tintín y a otra sobre vida cotidiana en Mongolia.
- Meterse en un CCR muy R.
- Subir y bajar escaleras y promover el vandalismo vecinal y la xenofobia contra los belgas en una comunidad de adosados.
- Ir a comer arroz a la Albufera a un sitio con un servicio horrendo.

- Inflarse a Almax u Omeoprazoples para poder dormir.
- Presumir de receta de tiramitú en un restaurante italiano.
- Comparar al Señor Chinarro con Aute.
- Horchatear y fartonear.
- Proyectar en una pared la Wii y jugar en gigante 4 a la vez.
- Dudar en un concierto de Love of Lesbian si el que se puso las orejitas de conejo entendía sí o sí.

- Ver que el iPhone es muy chulo pero saca unas fotos muy chuchurrías.
- Echarse en la cara y cuello Varón Dandy (de Parera) de botellón de litro. Darse palmaditas después (Qué fuerte).
- Pedirle a Guille Milkyway que por favor no hable entre canciones.

Si es que vale pa to.


Esta entrada tendría que haber sido la del lunes, pero se coló la de Gambia, fíjate.
Explicaciones a los Jolín de Pé y a los Pikitonis, que si no tendría que tirarme horas escribiendo.


Esta entrada se publicará automáticamente ella solita esta noche mientras yo esté de viaje interplanetario.

Blog Widget by LinkWithin