Siiii, vendetta, tremenda vendetta


El miércoles tenía pensado ir de compras pero mi tx me dijo... huuuy, es que hay fútbol.

No problemo: conecté la tele, le puse su vasito de bourbon con hielo, le abrí una bolsa de pipas y le preparé una cena muy futbolera: pizza congelada (con toque exótico particular) y de postre su bol de fruta troceada con yogur, cereales y leche. Me senté a su lado, vi el paseíllo (¿eso era todo?), los primeros minutos hasta el primer gol y ya me dediqué a mis menesteres.


Cuando se volvió a ir a trabajar recogí, metí los platos en la rosarito, coloqué las mesas y barrí el suelo.

Pero... ¿soy tan sumisa?


No. Llevo dos días obligándolo a ver los programas grabados de SUPERMODELO 2008. Si le vieras la cara al pobre. Sus expresiones: "no puedo mirar, no puedo mirar". "¡Qué vergüenza ajena!" "Quítalo, quítalo".

Eso sí, luego no le quita ojo al albañilito.


Blog Widget by LinkWithin