Encadeblogs

Pasemos a algo más superficial y trivial.

Nunca me han gustado las cadenas. Jamás he reenviado a diez personas la carta que llegaba con una peseta y doscientas mil amenazas de muerte si no lo hacía. Borro las presentaciones powerpoint de "El amor es algo maravilloso". Paso completamente de las cadenas alarmistas sobre virus informáticos, enfermedades letales escondidas en las tapas de los yogures o radares ocultos. Si ya son de alarma política, ni te cuento. Nunca he pasado un "pásalo" de teléfono móvil.

En el casi año que llevo blogueando nadie (que yo sepa) me ha lanzado uno de esos famosos meme en los que tienes que contestar a preguntas personales para luego relanzarlas a todos los conocidos y así satisfacer las necesidades cotilleriles de los posibles lectores. Y sabida es mi reticencia (inicial) a conocer en persona a otros bloggers, quedadas, etc.

Ayer me llegó una de estas cadenas, pero afortunadamente en forma de premio. Se trata de la cadena Premio al Blog Solidario que desde la semana pasada pulula por el universo brogueril que yo frecuento. Afortunadamente, y como en el juego del teléfono estropeado, el sentido del premio ha ido cambiando y cada uno ha ido haciendo modificaciones en el premio, en la pedantez de su nombre y en sus condiciones de "transmisión":

A mí me ha llegado esto vía Nils.

Y como esto alimenta el ego que no veas, sólo puedo decir eso tan Eurovisivo de:

- "Good Evening Copenhague and thank you for this wonderful show"

Y como es evidente que el premio abdominales de acero le podría ir bien a otros pero no a mí, yo también voy a cambiar el premio y sus normas. Así que para terminar mi temporada de lentejuela y oropel, he transformado el premio en esto:


Copiando y pegando (hoy toca día Ana Rosa), las normas del premio BRILLABLOG
son:

1. Escribir un post exhibiendo el premio, citando el nombre del blogger que te lo concede, con un enlace al post en concreto.

2. Elegir a siete bloggers que se han destacado por ser gente que ha demostrado alguna vez su carácter colaborador, participativo y solidario brillante, chisporroteante o efervescente; avisándolos via mensaje en su blog.

3. Dar dos razones por la que se lo das. Primero la oficial y políticamente correcta y después la razón oculta e interesada que te lleva a darle ese premio. Cuanto más morbo, mejor.

4. Modificar el nombre del premio, su imagen y las normas a tu antojo y pantojo (opcional).

Mis siete premiados son:

1. Los Pikitonis, por sus enseñanzas en materia de buenas costumbres y sus decimonónicas historietas de amor. Razón oculta: porque son mis amigos desde hace un huevo de años y, si no se lo doy, la tenemos. Además, si no es a ellos, a nadie.

2. Salarino, porque demuestra que no hace falta enrollarse como yo para contar cosas amenas y porque fue el primer blogger operístico que se me acercó. Razón oculta: para que lo difunda por el mundo musical, filosofal, culto y serio que frecuenta su blog.

3. Maggie, por que con ella no hace falta estar suscrito a Menéame. Razón oculta: Para que me preste a un mucamo de gratix, que tengo la casa hecha unos zorros.

4. Funksturm, por ser un blog de lo más centrado y brutalistamente estructurado. Razón oculta: Porque está bueno y porque puede difundir el premio en el universo techno-owl en el que se mueve.

5. Trébol a la montaña, por saber contar las cosas cotidianas con un sentido del humor estupendo. Razón oculta: es una chica, me quito la espina de misógino, es vecina y además esta cadena extiende así sus tentáculos al tenebroso mundo hetero.

6. Churruán Estrit, porque sencillamente es muy brillante escribiendo y es de los pocos que consiguen hacerte imaginar con todo tipo de detalles las aventuras que cuenta. Razón oculta: porque mi tx lo quiere casar con la Virgen de Almatosa y así vamos haciendo amistades.

7. Yunzapito, porque a pesar de limitarse a una entrega semanal, que sabe a poco, es el máximo ejemplo del freakie internético viviendo en el extranjero. Razón oculta: Para que le siga pasando el premio a los habituales conocidos, todos tengamos y alimentemos así la congestión de las líneas. Nunca te perdonaré que te cambiaras de camiseta para competir contra mis bambas, PERRA.

No están todos, porque tendría que haber puesto a casi todos los de mi feevy (que por cierto va como el culo), pero ahí queda eso.

Blog Widget by LinkWithin