El Trovadorrrrr.... (io fremo)

Sale uno... y canta.

Sale la otra... y canta más alto.

Sale el tercero... y se ponen todos a cantar a la vez.

Más tarde sale el coro... y canta.

Y luego la última.... y canta, y canta y canta.

Y todos cantan y cantan y no paran hasta el final.

Desde el jueves 7 de junio de 2007, Il Trovatore, de Giuseppe Verdi, en el Teatro Real de Madrid.

Argumento: El malo quiere a la chica, pero la chica quiere al bueno, que es superenemigo del malo, y ahora más. La madre del bueno está medio ida y no se aclara, ni ella misma sabe si es su hijo o qué. El malo intenta raptar a la chica pero el bueno lo impide. Entonces captura a la madre. El bueno sale en ayuda de su madre y es apresado por el malo. La chica se ofrece al malo para cambiarse por el bueno. El malo acepta. La chica va a avisar al bueno de que puede escapar de la cárcel. El bueno le llama de todo menos bonita por entregarse al malo. La chica agoniza. El bueno y el malo se dan cuenta de que se ha envenenado ella solita. El bueno sufre. El malo se enfada y hace ejecutar al bueno. La madre del bueno le dice al malo que acaba de matar a su hermano. Fin.




Una de las óperas más populares del repertorio, con una música bestial y en la que todos cantan, cantan y cantan. Qué ganas tengo.

Editando (Gruberovando).
Aquí una comparativa del mismo fragmento en la producción de Real. Sí, sí, mucho moverse y luchar pero... ¿y las voces?


Actualizo: Asistí al estreno y... bueno, el tenor, muy mediocrito. El barítono, así así, y ellas, dos vacaburras impresionantes, una gozada.

Blog Widget by LinkWithin