Nominaciones.

Yesssss. Al igual que Salma -no consigo ser una sex symbol- Hayek exclamó al conocer la nominación de su amiguita Penny a los Óscar, muchos suspiraron al leer la nominación de François Sagat como mejor intérprete del año en los GAYVN AWARDS. Porque, amos a ver, ¿a quién coño le interesa la lucha entre Judi Dench y Helen Mirren o entre Meryl Streep y Penélope Cruz teniendo delante una cosa similar y unos premios tan importantes como estos?

Los GAYVN AWARDS son los Oscar del porno gay. Y, como con todos los premios, hay controversia. Primero la lista, que incluye categorías como mejor escena de pareja, mejor trío, mejor rol no sexual, mejor película especializada, mejor escena oral... y una que me encanta: mejor recién llegado...

Y luego porque en algunas categorías hay... hasta 12 nominados. Eso ya es pasarse, qué estrés para visionar todas las películas ¿no? Haría un repaso, pero la tarea es trabajosísima y las pajas no me dan tanto de sí. Mis votos serían para Lords of the Jungle como mejor película y a Sagat como intérprete del año, dejando desierta la categoría de mejor actor (no me gusta ninguno). Ya veremos qué pasa el día 24.

Y, atención, fans de François. Menudos cacaos arma este chico. Que si deja a Johnny Hazzard y ahora parece que tontea con Francesco D'Macho (toma nombre), que si cambia de Raging Stallion a Titanmen y hay peleas porque ambas productoras comercian con su imagen, que si se ha abierto su propio blog dando explicaciones... y ahí nos enteramos de una cosa... ¿sabéis dónde pasó la nochevieja?



En efecto, en el mismísimo Madrid, oyendo a Ramonchu y a Anne, sin tener mucha idea de cómo comerse las uvas y viajando en la polémica línea 6 de metro. No creo que las averías de que los trenes no cierran bien vengan de que apoyó la polla en la puerta.

Ah, sí, lo de los otros premios de cine. Están los Goyas, que me importan un pimiento y que seguro que tendrán una aburridísima gala, luego los Godoy, que todavía no han alcanzado popularidad y son algo cutres, y finalmente los Oscar que no tienen muy buena pinta este año.


Más cine. Anteanoche, ApoEucalypto, de Mel Gibson. Yo no tenía ni pizca de ganas de ir, pero el tx está polanquísticamente mediatizado por La Ventana de Gemma Nierga y la habían puesto bien, así que allá que nos plantamos en el Plenilunio, donde nos van a hacer visitantes honoríficos. La peli me sorprendió porque me esperaba algo plomizo, grandilocuente, trascendental y pretencioso. Y no lo es. No parece una superproducción, no cargan las tintas con la infografía y en el fondo es una película de aventuras/acción con una historia sencilla y cuyo guión no provoca vergüenza ajena (siempre hay una excepción: la escena de la niña profetisa, que, francamente, sobra). Nos pareció que estaba rodada en vídeo digital. ¿Es posible? Se deja ver, por mucha manía que se le tenga al pedorro del Gibson. En la penúltima escena solté una tremenda carcajada, y es que hay que reconocer que el final es de lo más irónico y realista. Apocalypto no ganará un GAYVN award, pero bueno.



La parte multimedia de hoy está dedicada a Peritoni. (I got a mirror, Amparoooo). Por cierto que la pose inicial y del final es calcada a la portada del Volviendo a las Andadas de Ana Curra.

.

Blog Widget by LinkWithin