Cómo librarte de un ligue no deseado

Invítame a bailar:



Kathy Cordero's Consejillos Duraderos.

Lo tuyo no tiene nombre. Para una vez que ligas vas y cuando se te pasa el efecto de la pasti o enciendes la luz te das cuenta de que tu ligue es espantoso, realmente no tiene ni pizca de gracia, su halitosis es insufrible, te resbalas con el aceite que va soltando o te dijo que tenía 29 años pero es capaz de recordar las letras canciones de los Chiripitifláuticos sin equivocarse. ¿No te podías haber dado cuenta antes de llevártelo a TU casa?
No, tú no.

Tranquila, amiga, todo el mundo ha sido alguna vez en su vida víctima de un lapsus de juicio. Los tuyos ya son demasiados, pero bueno. El caso es que en estas ocasiones incómodas tienes que estar preparado para cortar en seco y finiquitar la velada antes de que la cosa se ponga cruda.

Dependiendo de lo horripilante que sea tu ligue (o de lo que te preocupe a ti tu reputación) puedes librarte de él con diplomacia o con la fría y dura verdad.

- Pídele que te acompañe a la farmacia a comprar un bote de "Yacutín".

- Planéalo por adelantado. Pon una excusa para ir a casa por separado y dale la dirección de tu ex

- Pon el dvd de "Instinto Básico" y juguetea un cuchillo picahielos.

- Tira su cartera por la ventana. Cuando salga fuera a por ella cierra la puerta con llave. Llama a la policía. Luego grita.

¿Alguna sugerencia más?

Por otra parte, PARA UNA VEZ QUE CONSIGUES LIGAR, ¿para qué demonios te quieres librar de él?

Posted by Kathy Cordero

Blog Widget by LinkWithin