Little Miss Sunshine

Cuando a uno ir al cine al centro le resulta un coñazo y se tiene que conformar con los megahits que nos ponen en los multicines del CCR más cercano, encontrarse una peli como Pequeña Miss Sunshine es una sorpresa. Aunque claro, la cosa deja de ser tan sorprendente si contamos que un sábado en sesión de 22:00 éramos unas quince personas en la sala y los únicos que salimos con cara de satisfacción fuimos tx y yo.

La primera impresión que se tiene de esta película es que se parece a Entre Copas. Los personajes pertenecen a una familia que por muy freakie que sea es totalmente creíble, las situaciones se llevan a la exageración (esto es cine), pero en el fondo, todo es bastante realista.

Y eso que la historia daba para un melodramón edulcorado que en manos de gente tipo Disney o Spielberg , p.e. -con el mismo guión, sin cambiarle ni una coma- hubiera dado lugar a lagrimones y a una insoportable blandenguería.

La magia que tiene esta peli es que huye de ese efectismo y simplemente muestra la historia. Esa es su otra gran baza: la sencillez. Bien fácil hubiera sido cebarse en la niña patito feo, en el abuelo, en el drama del tío... pero no. El guión no profundiza en los personajes para nada. Y quizás por eso mismo uno se los cree más. y además, guarda algunas frases demoledoras que te hacen partir de risa.

Aparte, cuenta con unos actores excelentes que se lucen todos. ¿Por qué Toni Colette ejerce esa fascinación y simpatía cuando su personaje no está ni esbozado siquiera? Porque con un gesto es capaz de expresar lo que el guión le niega en palabras (esas muecas cuando habla su marido, por favor). Estupendos todos. Curiosidad: Paul Dano fue el protagonista de la perturbadora L.I.E.

Se puede quejar uno de la tramposa escena final del concurso, pero es creo la única concesión a lo convencional. ¿Que los directores no supieron cómo terminar la película? Nuevo toque de realidad: ¿es que en la vida todo queda atado y bien atado?

Una última curiosidad: En los títulos de crédito, al final aparecen los agradecimientos, y uno de ellos es para SARA MONTIEL. Gran incógnita. ¿alguien sabe por qué?

Editando: La señora que cuidó a los hijos del director durante el rodaje se llama SARA MONTIEL, de ahí el agradecimiento. nada que ver con nuestra star.

Blog Widget by LinkWithin