Semana #Hater. Hoy, Los Goya


El sábado nos juntamos unos amigos a ver la gala de los premios Goya, que es ideal para bicthear, criticar y ponerse en plan hater.

Pero es que se lo tienen más que merecido. ¡Qué despropósito!

Elegir a los Chanantes como presentadores tenía su punto... si hubieran estado chanantes, pero es que lo que hicieron fue repetir lo mismo que hacen todos los presentadores de galas de los Goya: monólogo, chistes dirigidos a las actrices que están en primera fila y dos intervenciones más con gracias sin gracia. Parecía que la cosa iba a despertar e iba a tirar por derroteros absurdos y surrealistas cuando Joaquín Reyes le echó una vomitona al Langui pero la cosa se quedó ahí, como un sketch aislado que ni venía a cuento ni tuvo continuación. Horripilante.

Las presentadoras aledañas tampoco estuvieron muy finas. Cristina Castaño empezó bien pero su sintervención se hizo larga y acabó también soltando un chistecillo sin gracia a Penélope Cruz (la pobre lo que tiene que aguantar). No he visto nunca la serie de Paquita Salas, pero por lo que vi el sábado, me la ahorro. Ah, que para entender el monólogo había que ser fan de la serie, ¿no? Sólo se salva el chiste de pasapalabra. Y el monólogo reivindicativo de la Terremoto de Alcorcón estuvo bien, pero fue muy largo y, sobre todo llegó muy tarde y tras casi tres horas de haber estado escuchando discursos feministas, o sea que lo que vino a decir ya lo habían dicho todas antes.



Señores de la Academia, una sugerencia: ¿por qué no contratan a un presentador experimentado, tipo Anne Igartiburu (que tiene callo y tablas) eliminan los monólogos, los chistes y las alusiones al público presente, y quitan esos segundos de proyección de película antes de decir el nombre de cada nominado? Aligerarían la gala muchísimo.



Luego está lo de la reivindicación de la mujer. Muy bien, perfecto, pero con tanta insistencia y repetición perdió fuerza. Ya te digo que cuando salió la Terre daban ganas de decirle: ya, bonita, ya. Y luego choca con "la industria". No queremos ser meros objetos pero para la gala vamos vestidas de princesas y además le soltamos de qué diseñador es cada vestido o cada joya a una cacatúa que ha puesto TVE en la alfombra roja. Sí, es una crítica facilona, pero salta tanto a la vista que clama al cielo. Es la pescadilla que se muerde la cola.



Y a mí que me digan qué narices pinta la tal Nieves Álvarez (de profesión maniquí) en todas las galas de los Goya acaparando protagonismo y minutaje en Tve. ¡Esa tiara!
¿Y si no te gustó la gala para qué la ves? Me dirán los haters de los haters.
Pues mira, porque me interesaba, qué coño. Y lo de los premios tiene su emoción.

Sobre las pelis premiadas no he visto Handia, ni Estiu 1993, ni La Librería. Y no es que tenga muchas ganas.


Sí que había visto Abracadabra, que estaba nominada a varios premios y se fue de vacío y, ya ves tú, me gustó, me pareció muy bien ambientada, interpretada y con una dirección con pulso que iba al grano. Que el director/guionista dé la impresión de que no sabe qué hacer para finalizarla es su mayor problema. Pero para mi gusto podría haberse llevado alguno de los premios, sobre todo el de vestuario.

También vi La Llamada (se llevó el premio a la mejor canción) y mira, entiendo que en el teatro con la magia del directo y la interacción la gente se vuelva loca pero... ¿esa peli? ¿en serio? ¡Si hasta Gracia Olayo está forzadísima! Coincide con Abracadabra en una cosa: el final es una ful. Ultradecepcionante. Y lo que no me explico es cómo tiene tantísimos fans. 



Toc Toc, de Vicente Virgendelcarmen (cualquier día en privado te explico el mote, que aquí no puedo) no estaba nominada a nada, pero podría haber tenido premios para Rossy de Palma, Alexandra Jiménez o el guión adaptado. Muy simpática, acusa mucho su origen teatral pero te ríes.

Con la tontería, la gala acabó a la una y cuarto y nosotros una hora aprox. más tarde en casa.
Aquí la tienes, enterita ita ita 



Bueno, con eso de la inmediatez de la comunicación y de que ya todo se airea con toda la furia e ira del mundo en Twitter, esta entrada está totalmente desfasada, lo siento, la tendría que haber escrito el mismo sábado a las tres de la mañana. ¡Los cojones, vamos! 

Y si la entrada no te ha parecido hater... ¡espérate a la de Operación Triunfo!

Blog Widget by LinkWithin