Yuri!!! on Ice



¿Quieres que tu cuñado te suelte una hostia y tu hermana te deje de hablar de por vida mientras tu madre gimotea en silencio en un rincón?

Pues recomienda a tu sobrino que vea los dibujos animados YURI!!! ON ICE

(Aplicable a e intercambiable con otros miembros de la familia o amigos).


¿Qué te ha parecido?

A ver, lo primero... no es para tanto, que el vídeo anterior es una condensación de momentos, pero sí, tiene, tiene, tiene... TODO EL MARICONISMO DEL MUNDO. Porque Yuri!!! on ice es muy gay.



¿Qué es Yuri on Ice?
Un anime (dibujos animados japoneses en los que todos los personajes tienen la misma cara, los hemos sufrido en este país desde Heidi allá por los setenta) ambientado en el apasionante mundo del patinaje masculino sobre hielo (sí, el próximo, para ser más machirulo aún, tratará sobre el fascinante mundo del escaparatismo).

El protagonista es Yuri (obvio), un patinador japonés neuras de cuidado, inseguro, nervioso y débil, que falla en los momentos cruciales porque se pone histérico perdido. ¡Yuri sobre hielo!

Por un azar de las redes sociales, Victor, el patinador ruso tetracampeón número uno del mundo, se convierte en el entrenador de Yuri.

Esto provoca los celos e ira de otro Yuri (llamado Yurio para diferenciarlo del Yuri protagonista), un jovencísimo ruso, ambicioso aspirante a número uno en su primera temporada como profesional.

Y ya la tenemos liada, porque se ha formado un triángulo afectivo /  competitivo que ríete tú de las peleas entre Bette Davis y Joan Crawford.



Hay un homoerotismo presente innegable, que no es que esté tratado de forma sutil, porque no se comenta, pero es implícito y evidente. No está en la línea argumental como en los bodrios Yaoi que alguna vez te habrás tragado, está presentado de manera mucho más natural, no hace falta que se mencione, ahí está. Y sí, tiene todo ese tufillo pederasta de maestro/alumno que tanto les va a los japos. Aderezado, además, con música y estilismos bastante imposibles.

Lo bueno de Yuri on Ice es que está salpicado con gotas de humor (muy absurdo y, por ende, divertido) y que no pretende inculcar ninguna moraleja. Y tiene unos personajes secundarios y algunos puntazos aislados que dan mucho juego. Además, se ve en un pispás porque son 12 episodios de 20 minutos de duración.



Eso sí, pesa que en casi todos los episodios haya una competición de patinaje artístico que se hace eterna. Pero vamos, se puede ver. Y las coreografías de patinajes, asesoradas por profesionales reales, están muy logradas. Vamos, que yo ya he aprendido lo que es un triple Salchow sin que Paloma del Río me lo diga.

Tienes todos los vídeos subtitulados en español en esta página de Facebook.

Yuri On Ice se emitió en otoño de 2016 y tuvo un éxito fulgurante entre los frikifans del anime, manga y demás. Raro es el meeting de fans en el que no haya cosplays de Yuri, Victor o Yurio, y lo más gracioso es que hay legiones de admiradores jovencísimos, con miles de páginas en Facebook, Twitter, Tumblr (sí, no sólo sirve para porno) o Pinterest y ha tenido una trascendencia tremenda.




De hecho, se usa la palabra Victuri para agrupar a Victor y a Yuri en un solo nombre, reflejando su inseparabilidad. Tú mete Victuri en Google y verás ya lo que te sale y lo que los mangacreativos han empezado a generar...


La esperada continuación de Yuri on Ice (que teóricamente tendría que haber inundado las redes este otoño) parece que tiene que esperar, porque el equipo está trabajando en ¡una película!

Aquí me tienes a mí mismo con una camiseta de Yuri, Victor, Yurio y Makachin. ¿Es mía? ¿No? ¿Se la he robado a una niña de de 12 años? (uncensored version en mi IG, claro).



El caso es que, sin ser nada de eso yo (y con todo lo antimanga anticomic y antifriki que soy) creo que a ti, lector, te podría interesar echarle un vistazo.



1 comentario :

un-angel dijo...

No soy yo tampoco nada fan de esto del anime pero he empezado a ver el video de momentos de la serie y sí que me he enganchado un poco. A ver si en una de esas rachas en que no sabe uno que ver le doy una oportunidad...eso sí, la camiseta es una pocholada, jajaja. Con lo que eres tú, seguro que es tuya porque del Tx como que no...

Publicar un comentario

Un blog se nutre de comentarios. Aunque sea para ponerme a caldo di algo, cojostio.

Blog Widget by LinkWithin