Hay que ver Feud

 
La llegada de HBO a España nos trajo en el mes de marzo Feud, una miniserie que es una delicia por varios motivos:

- Trata de un hecho real (aunque bastante novelado): la enemistad entre Joan Crawford y Bette Davis (las jóvenas que busquen en Wikipedia, fueron dos actrices emblemáticas del siglo pasado).
- Son un puñado de capítulos (8) y ya está, se acaba, la serie no termina en cliffhanger ni la estiran hasta dejarla hecha un lío.
- La ambientación es cuidadísima.
- Tenemos a Susan Sarandonga y a Jessica Langedoc.
Y, sobre todo, hay un trabajo de dirección y guión impresionante.


Sorprende que Susan Sarandon, a sus 70 tacos, dé el pego físicamente como mujer de cincuenta y pocos (que son los que tenía la Davis cuando hizo Baby Jane). Aunque en actuación se pase un poco con el tono sarcástico que probablemente tenía la Bette, en expresión y expresividad (valga la redundancia) está fantástica.


Y sorprende más que Jessica Lange consiga hacer una creación del personaje de Joan Crawford, porque no se parece físicamente, ni en expresión ni en actitud, es mucho más blanda (vamos, que hasta que salió en American Horror Story estaba muy poco considerada y siempre cargó con el sambenito de ser la chica de los remakes: el King Kong, el cartero...). Sin embargo, en su actitud crea una Joan Crawford vulnerable, creíble, estupenda.


Ambas arropadas por secundarios excelentes: Judy Davis, Alfred Molina, Stanley Tucci, Catherine Zeta-Jones, Alison Wright y la incomparable Mamacita de Jackie Hoffman.


¡¡¡Coño, que ya hay hasta camisetas de Mamacita!!!


Que sí, que hay caídas de ritmo, que el hilo de la enemistad no da para llenar 8 episodios de una hora, que se recrean a veces en algunos detalles y sobre otros (el origen de todo) pasan volando pero, de verdad, está llena de grandes momentos y, si quieres quedarte ojiplático y con la cabeza dando vueltas como la de la niña de El Exorcista, mírate la escena de la entrega de los Oscar, en cuatro sílabas PRO-DI-GIO-SA. 


Además, verla nos ha servido para dar un repaso a la filmografía tardía de estas dos señoras.
Por supuesto que le dimos un revisionado al dvd de "Qué fue de Baby Jane", que sorprende por lo televisiva que se ve más de medio siglo después, aprovechamos para terminar de ver (que nunca lo hicimos) "Canción de cuna para un cadáver (Hush hush sweet Charlotte)" y, como acto de auténtica contricción, "Mommie Dearest (Queridísima Mamá)" con la Faye Dunaway que todos recordamos con las perchas en la mano haciendo de "la Joan Crawford de verdad". 




También he visto las películas que mencionan en la serie, como "El caso de Lucy Harbin" (sensacional la primera escena) "El circo del terror (Berserk, una basura)" o la delirante "Trog".




Señores, que Feud es un gustazo, que para el año que viene van a dar la brasa con la muerte de la Princesa Diana de Gales (¿Quién hará de Camilla???) y que un poco de retrocultura cinematográfica no viene mal.

6 comentarios :

un-angel dijo...

Vaya dos estrellazas que rescatan del pasado y también vaya dos estrellazas para traerlas de vuelta al presente, que aunque me la pongas un poco de mindundi a mi Jessica me encanta, casi más que la Saradon. No se si veré la serie pero me han entrado muchas ganas de buscar aquellos peliculones antiguos de ambas dos para verlos...¿como pudo una señora tan poco resultona como Joan hacer carrera en aquellos años de un Hollywood tan glamouroso?

Iván Sánchez Lucena dijo...

Para los que tenemos veintitantos estas películas nos suenan en general a cosa antigua. Sin embargo, hace poco que las vi gracias a que en RuPaul Drag Race hcieron unas parodiss de ellas y me entró el gusanillo de verlas. Me apunto la serie =)

Juanma Jiménez García dijo...

Desde los diez primeros fotogramas quedé maravillado con la estética... corrí al chino a comprar fundas de plástico para los sofás. A mi marido casi le da una apoplejía al llegar porque él sí ha visto las 9 temporadas de Dexter (yo no). Me paso el día bebiendo whisky y fumando para llegar a los noventa y tantos de la Davies, pero como siga así no creo que pase del verano... ay! qué bonitos eran los tiempos sin la tiranía de los gimnasios...

PasaElMocho dijo...

Jajajaja, Juanma ¿Dexter tiene 9 temporadas? Qué exceso, por eso prefiero las series que empiezan y terminan. La estética es maravillosa. Y esos títulos de crédito.

Iván, para los que tenemos equis años esas películas TAMBIÉN son antiguas, pero no por ello voy a dejar de verlas. De hecho, Qué Fue De Baby Jane es todo un clásico cuasi obliagtorio, a pesar de que vista hoy haga aguas por varios lados. El resto de películas son muy estrambóticas. O sea, muy mías.

Un-angel. ¿Joan Crawford poco resultona? Era lo más de lo más en estética hollywoodiense de los años 30, aparte de una lagarta depredadora de cuidado, claro.

Iván Sánchez Lucena dijo...

Revisando mi comentario parecía que te estaba llamando viejo jajajajja Nada más allá de un mero malentendido. Ya estoy agotado del trabajo y no ando muy ágil con las palabras.

Haddoquin dijo...

Ahhhh, buenísima pinta... con lo muy fan de la Bette que soy yo, leñe.

Publicar un comentario

Un blog se nutre de comentarios. Aunque sea para ponerme a caldo di algo, cojostio.

Blog Widget by LinkWithin