Cómo hacer una fiesta barbacoa en casa y no morir en el intento


Lights! Models! Guest list! Just do your best, darling.


En casa de los Tx-Móchez solemos hacer 4 fiestas al año: la de nuestro cumple, la de inicio de verano, la vuelta al cole en septiembre y la de las bolas de navidad. Dos bajo techo, dos en la terraza. Este año una nos la fumamos por razones personales, pero la segunda era obligatoria: celebración del inicio del buen tiempo, pistoletazo de salida al Orgullo e inauguración anual de la terraza, con barbacoa incluida.


Y aquí me he puesto a hacer un relato... Y ME HA SALIDO UN COÑAZO DE AGÁRRATE Y NO TE MENEES, Así que lo he borrado todo y voy a hacer un PICS&PARTY.



1. El Cosmo de bienvenida de Tx. Como somos muchos, se prepara en la máquina de hacer daikiris y luego a medida que van llegando los invitados se pasa a la coctelera con hielo, se agita y se sirve para que se vayan entonando.


2. Cartel de advertencia para evitar la repetición situaciones comprometidas. Porque nenas, estaréis todo lo monas que queráis, pero mis compis de gimnasio tienen mejor culo (y lo mueven mejor).


3. Aspecto de la terraza antes de que llegaran las hordas mariques y la avalancha zumbera.


4. Fiesta un viernes por la noche nunca jamás. Todos cansados, aburridos y... ¡SIN HAMBRE! Y mira que esta vez conseguí una carne fabulosa a un precio fantástico comprándola directamente en un matadero. Calculé comida para 30 y.... nos sobró la mitad.


5. Eso sí, lo que sobró nos lo estamos zampando Tx y yo esta semana en pequeñas dosis, véanse los dos trozos de vacío marinado al horno (1,400 kg en total) que tenemos para esta semana.



6. Con eso de que era San Juan, alguien celebró sus ritos de vudú ancestrales echando un papel retorcido a la barbacoa. Una vez quemado, lo saqué, lo tiré al suelo y lo rocié con cerveza, que no quiero disgustos ni bomberos no invitados previamente en mi casa.


7. Sí, hemos caído y hemos comprado la mesa nevera que venden en todos los leroys, bauhaus y carrefoures del país este verano. Pero con un añadido:


8. Unas luces led a 0,79 €/unidad en Aliexpress


9. Resultado fantástico. Pero problemático, porque la cerveza no estaba fría al principio, así que la peña se tiró directamente al gintonic. Volaron todas las botellas, menos una de Larios 12 que estuve acunando un rato y dejé en el suelo en vez de en la mesa.


10. Y con esta foto vamos a reconocer la maldad que hicimos. En casa teníamos una botella de ginebra G'Vine, que es MUY DE SEÑORAS porque tiene un sabor muy dulce. También es muy cara y NO TIENE TAPÓN IRRELLENABLE. Y, como es normal, nos la bebimos. Pues en esto que yendo a un conocido supermercado vemos la imitación. Descarada. En la forma, en el degradado de los colores, en la tipografía, en el dibujo, en el nombre... escandaloso. ¿Y qué hicimos? Pues rellenar la botella de G'Vine con la de Hampstead Vine, a ver si alguien notaba la diferencia. Pues bien: la botella cayó enterita, y sólo una de las zumberas nos enseñó su vaso con tónica diciéndonos que la probó y la dejó donde estaba.
BORRACHUZAS.


11. La música. Pues Tx y yo hicimos una lista colaborativa: él puso lo que quiso (básicamente petardadas de ayer, hoy y siempre), yo puse éxitos de HIT FM de este año y dejamos la tablet con el Spotify abierto para que los asistentes añadieran sus sugerencias. No hubo quejas. Se bailó lo bailable (poco) y al final los zumberos tomaron el mando y se marcaron sus salsas variadas.




12. El terror. Eso es lo que un conocido blogger sentía en sus carnes (y mostraba en su cara) cuando uno de los del gimnasio "yonodigogym" se acercaba a la tablet y buscaba cosas como "Mayor que yo 3"





13. Sobre los asistentes... Pues podemos decir que hubo un 75% marique frente a un 25% hetero, que todo el mundo se subdividió en grupúsculos: El sector gimnasio, el sector mariquesamiguesdetodalavida, el sector bloggers y el sector oseznos. Y que no hubo mucha interacción, ni cancaneo, ni bajadas a por hielo, ni leches. Y eso que había solteros (pocos, pero los había). Nada, no vuelvo a hacer fiesta un viernes. Apalancaos.



14. Los códigos. A eso de las tres de la mañana la casa se empezó a vaciar y ya sólo quedaron... ¡bingo! los que viven en el polígono y habían venido andando. Entonces puse el Gracias por Venir de Lina Morgan. Y nada, que no, que no se iban. ¿Qué tipo de códigos no entienden?



15. Tuve que pasar a las cargas de profundidad: ¡La Salchipapa de Leticia Sabater!



16. A la mañana siguiente Tx se fue a trabajar. ¿Y a quién le tocó recogerlo todo? Bingo. Salieron siete bolsas de basura: dos de orgánico y cinco de plásticos, más dos bolsas llenas de botellas de vidrio. Reciclaje, nena, reciclaje.

En fin, que aunque hubo cosas mejorables fue un fantabuloso inicio de verano, que ya sabes que a la semana siguiente llega el orgullo y después julio y ya la gente se empieza a desperdigar.

Yo sigo queriendo hacer una fiesta jockstrap (por cierto, que llevé puesto uno de color amarillo, a petición de un invitado). Tx ya está planificando la fiesta de navidad.



Blog Widget by LinkWithin