Dulce Dolor

 
¿Qué sienten las piñatas cuando las golpean? ¿Son capaces de aguantar los golpes sólo por la satisfacción de ver a un niño contento al recoger los caramelos que hay en su interior?
¿Puede una piñata enamorarse? ¿A qué tiene pánico una piñata de papel de seda?

Todo esto, y mucho más, en Dulce Dolor



2 comentarios :

Eleuterio dijo...

Realmente me ha gustado mucho. Un relato sencillo y bien contado. Por no hablar de la metáfora sobre el amor.

¿De dónde lo has sacado?

PasaElMocho dijo...

Hiperenlaces varios. ¿A que es bueno?

Publicar un comentario en la entrada

Un blog se nutre de comentarios. Aunque sea para ponerme a caldo di algo, cojostio.

Blog Widget by LinkWithin