Adiós Vainicas

 
Me entero por una escueta nota de prensa de Elefant Records de la muerte de Gloria van Aerssen a los 83 años (no pensaba que fuera tan mayor). Con su adiós y el fallecimiento de Carmen Santonja hace 15 años, decimos definitivamente adiós al dúo Vainica Doble, formado alrededor de 1970 y casi en activo hasta el cambio de siglo, con grandes parones, porque se tomaban las cosas con mucha calma y eran renacentístiscamente multidisciplinares (toma ya frase).


No voy a hacerme ahora el petardo y declararme fan de las Vainicas, como todas las modernas de la movida (o las pos-popmodernas de ahora). Yo las descubrí allá por el año 80, cuando sus "Cartas de amor" o "Ser un Rolling Stone" sonaban en la radio y simplemente me parecieron curiosas. Años más tarde, escuchándolas más detenidamente, quedé prendado de "El tigre del Guadarrama". 



Cultivaban un estilo pop-folk (¿por qué no decirlo?, muy folk) de cantautoras en cuyas canciones cuidaban muchísimo la letra, plagada de insinuaciones, donde mezclaban lo cotidiano con lo simbólico, lo naïf con lo comprometido, la rebeldía con la paradoja. La exuberancia vocal de Gloria quedaba complementada por la serenidad de la voz de Carmen, creando unas armonías muy contrastadas, lejanas al clásico sonido de "coro de parroquia" de Víctor y Diego o Ella Baila Sola. 



Vainica Doble serán recordadas siempre por la sintonía del programa "Con las manos en la masa" (dirigido y presentado por Elena Santonja, hermana de Carmen), en las voces de Gloria y de un por entonces todavía no insoportable Joaquín Sabina.



¿Legado? Todo grupo moderniqui español que se las quiera dar un poco de cultureta y de tener base musical las comentará entre sus referencias. Ni caso. Su estilo fue tan personal que yo creo que los únicos que probablemente se han acercado a su espíritu fue el dúo Corazón (que no sé si sigue en activo). Y es curioso porque tras comentárselo a uno de sus componentes me confesó que se lo habían dicho mucho pero que no las conocía. Natural.



Hoy tocaba hablar de Netflix o de Marujas Bit de nuevo, pero si quiero ser un poco coherente conmigo mismo y dejar un poco de corazoncito en este blog, tengo que recordar a las Vainicas.

Blog Widget by LinkWithin