Las Chicasss son guerreras



Ser el receptáculo natural de toda infamia u horterada audiovisual que se precie tiene su peaje: mi whatsapp (¿alguien usa ya el email?) se llena de vídeos o canciones espantosas a las que se supone que yo debo dar salida en mi blog para poder seguir fomentando mi imagen freak.

Es cansino, lo juro.
Pero ¿y lo que me divierto?

Ya pasó hace años, cuando en una fiesta me obligaron a recordar al conjunto musicovocal Chicasss, de efímera existencia a caballo entre los ochenta y los noventa del siglo pasado. La culpa la tuvo esta canción: Mañana. ¿Recuerdas? (clic)


Recuerdo que me lo pasé teta googleando quiénes eran estas tres, y me descojoné de la risa cuando me enteré que al italodisco español lo llamaban "Sonido Sabadell" y que los autores y productores eran Christian DeWalden y Rebecca DeWalden, con lo cual me imaginé que se trabata de un subproducto centroeuropeo que no cuajó.

Pues no, querida amiga, me quedé en la superficie, porque Chicasss era MUCHO MÁS.



Porque así quedó la cosa hasta que hace unas semanas un amigo mariquitaprototípico me hizo padecer el suplicio de oír (que no escuchar) las canciones que tenía en su iPod. Y, entre ellas, todo un disco de Soraya Poyeya y varias canciones de drags y similares. Y claro, uno que es vieja pelleja, decía "esto es una versión", "esto es otra versión", "esto es más versión aún". Pero es que estaban todas: el Call Me de Spagna, La Dolce Vita de Ryan Paris, el Tarzan Boy de Baltimora... Y yo diciendo que eso era italodisco remozado.

Y, acordándome del italodisco hispano, busqué algo de sonido Sabadell en Youtube y, por supuesto, aparecieron las Chicasss.



Al amigo del iPod no le hicieron nada de gracia (o lo mismo no le hizo gracia que yo, en plan Susi Pelotilla Se Pasa De Listilla o Alicia Calista la Lista, le sacara las versiones originales de todo lo que me ponía, porque para borde y repelente, yo), pero a otro amigo jovencito la canción le apasionó.

Y allí que estuvimos los dos ensayando la acompasada coreografía del estribillo.

¿Tú crees en las conexiones cósmicas, como Leire Pajín? ¿Y en las casualidades? ¿Sí? ¿No? ¿Pues te puedes creer que otro amigo, que no tiene nada que ver con los anteriores, va y me manda un artículo de El Mundo cuya protagonista era una de las Chicasss? ¡Alucinante!

Y ahí ya me puse a investigar.


De producto centroeuropeo nada. Hispano total. Tendría que haberlo deducido, toda canción en inglés que incluye el ripio "together" con "forever" o es de Rick Astley o es de autor español. Y de mindundis desconocidas menos.  


Empecemos con la morena, la alta. Arriba, a la derecha.
Se llama Susana de las Heras y era conocida por haberle hecho coros a Julio Iglesias y otros cantantes melódicos de la época y por... ¡ser hermana de Rocío Dúrcal! Sí, ¡la muertita! Hasta ahí la parte de su curriculum investigada.


Luego está la castaña, la bajita de cara redondita, la de voz más aguda y penetrante.
Pues es Montserrat Vega y fue ni más ni menos que la que hizo de chica de la maleta (amante de Perón) en la versión española de la ópera-rock Evita que en Madrid tropagonizara Paloma San Basilio (la Sambasilia). ¡Tela!



Pero queda la rubia.
Sí, sí.
Yo que creía que era la Rebecca DeWalden ésa que su marido había puesto a cantar...
Pues no.
Es la demostración de que "Las Rubias No Son Tontas".



Se trata de Candela Palazón. ¿Que no te dice nada el nombre? ¡A mí tampoco!
Pero veamos.
Actriz, periodista, cantante y presentadora de televisión.
Empezó sus pinitos haciéndole coros a Miguel Bosé, y en la tele, luego formó parte de Chicasss, siguió de Chica Hermida (como la Herrero, la Soriano y  mal de muchos Consuelo Berlanga), participó en series como Compañeros, Ay, señor señor o Farmacia de Guardia y hasta tuvo un programa propio de persentadora.

Yo toda esta faceta la desconocía porque en los 90 no veía la tele, y mucho menos Antena 3.



¿Y después?
Pues se casó ni más ni menos que con el dueño de la cadena de hoteles AC, con el que tuvo un hijo que ahora quiere ser torero (es que folklore no le falta).
Se divorció y se lió con uno de esos empresarios implicados en ERES y similares, con el que iba a bodeguiyas, capeas y clubs de campo varios.

Y ahora es coach (una de esas profesiones nuevas que no logro adivinar qué son exactamente) y mantiene una relación con... el heredero de las Cervezas Mahou, con el que se fue de vacaciones a las Maldivas.

Vamossssss que me encanta, ¡esto es ser una rubia emprendedora y no la Lomana! Ya soy fan total. Lástima que haya abandonado los estilismos capilares ochenteros.



Lo único que me falta por averiguar es que, según dicho artículo periodístico (que no puedo poner aquí porque si no este blog sería un agregador de enlaces y tendría que pagarle un canon a Montoro o desaparecer como Google News), también intervino en una película de terror. ¡Y no la he encontrado!

HELP. ¿Alguien puede ayudarme? En su IMDB no aparece nada.

Señoras, señores, desde este momento me declaro Hoplessly devoted to La Rubia de Chicasss.
Ya sólo me queda averiguar qué pasó con las otras dos. 
O proseguir con los conjuntos musicovocales femeninos... A Bananarama ya le dediqué una semana especial aquí, Las Luv me interesan muy poco y... espera, ¿qué tal el conjunto en el que empezó Sandra?


Si soy lo peor, no te quejes.

Ah, están en Spotify: Clic.


http://www.libertaddigital.com/cultura/cine/2015-08-20/muere-lina-morgan-a-los-78-anos-1276555296/

Blog Widget by LinkWithin