Heatwave

Parece ser que la puta ola de calor no nos deja tranquilos y que este finde amaina un poco pero el lunes vuelve con toda su torridez.

Tras esa frase tan interesante, trascendente y sorpresiva (por lo novedosa) sólo me queda poneros fotos de tíos semienpelotas, ¿no? Es lo suyo, son las "refrescantes imágenes que nos ofrece la televisión por estas fechas".


Y para colmo en mi gimnasio (yonodigogym) se ha estropeado el aparato de aire acondicionado de la sala de actividades colectivas. O sea que mi clase de zumba ha pasado a ser una especie de saunasumba con sudores, olores, calores y lipotimias varias. Nos han prometido que se va a arreglar, pero ya veremos.


Y como da un perezón tremendo salir a la calle con casi 40 ºC, hemos descuidado nuestro sano hábito de pedalear, lo que unido a los putos helados de mercabrona de la tapa amarilla (que están DEQUETECAGAS)... he subido de peso. O sea, AGHHHHHHH.

 
Y los chinos se han hecho con el control del Dia del barrio y si quieres una lata de cocacola es 0.56, pero si la quieres fría es 0.66. ¡La amenaza amarilla!


Heatwave, aparte de significar "Ola de calor", fue una exitosa producción de la era VHS de Falcon Studios en la que unos muchachitos, ante el calor que pasan, se dedican a juguetear en la piscina. En portada aparecía un jovencísimo Jeff Palmer (David Zuloaga) en la época en la que iba de modosito e incluso hacía pinitos cantando. Luego ya vendría su desfase "el vih no existe" y su serie de vídeos bareback para SxVideo.

Como estrella, estaba Logan Reed, pero si yo me tengo que quedar con alguien sería con el monísimo Brad Michaels, que sale muy muy poco. Al menos en la edición original, porque veo que han sacado una versión extendida.



Es curioso, yo vi esta interesante y educativa película en la época de su lanzamiento (1997), en VHS, y tenía una escena supermorbosa con unas pistolas de agua (sí, esas gigantes con las que las lesbianas nos ponen perdidos en la mani del orgullo desde sus camiones). Curiosamente, en la edición posterior en DVD (la que todo el mundo se descargó cuando el ADSL hizo aparición en nuestras vidas), esta escena había sido eliminada (junto a un fisting), y aparecía en un "director's cut" que costaba 10 dólares más. ¡Qué ladronicio!

Como recomendación porno clásico, Heatwave está bastante bien. Los tíos aún están bastante naturales y no hay esa clembuterolización tatuajística que ha inundado la industrtia años después.

Te dejo con el vídeo de esta ola de calor, Heatwave. Que lo disfrutes.

Blog Widget by LinkWithin