¡Pulco Lima, coño!

 
¿Qué? Menudo finde de banderitas de colores que hemos tenido, ¿eh?
Pues eso no es nada, que el próximo nos toca el meollo en Madrizzzz.
Ya hablaré de colorinchis porque ahora me toca tocar un tema más mundano:

¡¡¡ El PULCO LIMA !!!



De todos es conocido que cada vez que el Sr. Tx y yo organizamos un evento en casa, recibimos a nuestros invitados con el cosmo de rigor.

Cosmo, cosmopolitan, el cóctel que tomaban las petardas de esa serie de la década pasada, Sex & The City (Sexo en Nueva York, para las hispanas). ¿Ya? 
¿Que está pasadísimo de moda?
Yeah.
Pero haz tú una fiesta, recibe a los amigos con un cosmo de bienvenida y ya verás cómo el ambiente se anima ipsofáuticamente.


La receta oficial del cosmopolitan es:

2 partes de vodka
1 parte de Triple Sec
1 parte de zumo de lima
1 rodaja de pan tumaca
1 parte de zumo de arándanos

(He metido un ingrediente falso para despistar).

Se mezclan los componentes en coctelera, se añade hielo y se sirve muy frío en copa de Martini (las triangulares bonitas que luego no tienes dónde guardar porque ocupan mucho espacio).


Hasta ahí todo bien, ¿no?

Pues no, porque cuando tus amistades se acostumbran a que nada más llegar a casa van a tomarse uno (o más) cosmos, y los asistentes pasan de 20 personas, prepararlos se convierte en un coñazo.

¿Qué hacemos entonces?

Pues varias cosas:

 
- Los cosmos se preparan de litro y medio en la "máquina para hacer daikiris". De ahí ya van a la coctelera.
- Las copas de martini supercucas se cambian por vasitos de plástico pequeños.
- Lo de exprimir limas ES UN SUPLICIO. Mejor sustituirlas por concentrado de zumo de lima Pulco. Hay que cambiar un poco las proporciones para que no sepa excesivamente ácido, así que vas variando las cantidades de zumo de arándanos y pulco hasta que te sabe bien (y te has agarrado ya una toña considerable).
- Por cierto, el zumo de arándanos: NO VALE EL DE MERCADONA de arándanos y frutos rojos. Ya sé que el Granini cuesta un dineral y que otros tipo Ocean también, pero si no quieres que tu cosmo esté tan turbio que parezca el agua de la bañera de tu hermana pequeña justo el día que descubre que "ya es mujer", NO COMPRES EL DE MERCABRONA.


Y nosotros tan contentos porque teníamos todo pensado y oh, nos hemos quedado sin Pulco lima. No problem, lo compramos en Makro, donde siempre. Vaya, es domingo, está el hueco pero no les queda. Preguntamos a los dependientes y nos dicen esa frase que ADORAN decirle a los clientes:

"Si no está ahí es que no lo tenemos"

Tócate los cojones, María Encarnación. Una semana después volvemos a ir y nada, sigue el nombre, el precio y.... el espacio vacío.

Sielos, hay que buscarlo en algún otro lado.
Y empezó el calvario Pulco lima.

Veamos, en las tiendas de barrio, imposible. 
En los súper de cadena (Mercapeich, Dia, Ahorramás...) menos aún.
Vayamos a los pijos: en El Corte Inglés, Supermercados Plaza y Sánchez Romero tienen el Pulco limón, pero ni rastro del de lima.
Las bodegas de barrio que me conocía ya han desaparecido.
¡Eh, una vez lo vi en Carrefour! Nada, tampoco.


Desesperación. Tx diciendo que se niega a exprimir limas. Yo cojo una botella y miro la etiqueta. Fabricado por Schweppes, y con un número de teléfono. Guay. Llamo. Pregunto dónde puedo adquirir Pulco Lima en una ciudad remota y pequeña como es Madrid. El joven amable (y algo torpe) que me atiende me comenta que ellos son Atención al Consumidor, pero pasan mi consulta al departamento correspondiente y se pondrán en contacto telefónico conmigo. Jueves, dos de la tarde. La fiesta es el viernes. 

Insisto vía Twitter, intentando que @Schweppes_ES me conteste a una consulta muy educada. La respuesta es que trasladan mi consulta al departamento pertinente.



Pues el departamento o era muy impertinente o muy poco pertinente, porque aún estoy esperando la respuesta (y estamos ya a lunes).

Compra online, compra online. Sí, lo encuentro, pero caro (desde los 3,70 que puede costar en supermercados hasta 7,50 -ladronicio) y además pagar gastos de envío por una botella como que no. Aparte, no me iba a llegar para el día siguiente.

Última opción: pasar por el Cash Hiper Vecino, que es como un Makro pero de chinos, y que no nos gusta mucho pero tienen muy buenos precios en alcoholes. Llego a la zona de zumos y....

¡¡¡¡OOOOOHHHHHH!!!!


Allí está, el Pulco lima. ¡Y a 2.52 €/botella! (un euro y pico menos que en otros sitios). Miro la fecha de caducidad, diciembre de 2015. Calculando eventos... fiesta de inauguración del verano, barbacoa de final de julio, día de piscina, jockstrap party, fiesta de vuelta al cole en septiembre y fiesta de las bolas en diciembre... ¡mejor dos botellas!

Tx no se lo creía.
Menuda aventura, y yo recorriéndome y llamando a mil supermercados en plena ola de calor.


Ahora una cosa: ¿Los de Schweppes España tienen problemas de stock? ¿Es un producto que quizás estén retirando? ¿eh? Yo, por lo pronto, sigo esperando el twit.


Ah, ¿la fiesta?
Pues muy bien. A todos les encantó el cosmo de bienvenida, hubo música, baile, comida por un tubo, mucha tensión sexual (no sabemos si resuelta o no) entre dos chicos y una chica, luces de colores, la bandera arcoiris ondeando en la terraza, una pareja que estuvo un cuarto de hora llamando porque no oíamos la puerta, un apagón y muchas anécdotas divertidas. Lo que sonó fue algo TAN espantosamente pachanguero como esto



Y es que, querida mía, NUNCA DEJES que tus compañeros de zumba del gimnasio (#yonodigogym) se hagan con el poder del reproductor de música.

Tú verás, pero los últimos se fueron a las cuatro.

https://twitter.com/esperanzaguirre

6 comentarios :

Driver GT dijo...

Si al final es lógico que nos invadan los chinos, ¡tienen de todo! Me alegro de que la fiesta fuera un éxito.

Christian Ingebrethsen dijo...

Los chinos no tienen término medio, o no encuentras nada de lo que vas buscando o acabas encontrando hasta el sentido de la vida entre sus estanterias.

Mugen dijo...

Uy de la década pasada. Se estrenó hace dos!

Ay...como pasa el tiempo, ME VOY A BEBER!

Haddoquin dijo...

¡Entonces, está claro, hubo final feliz!

un-angel dijo...

Con lo frenético que me pongo yo cuando me pasan cosas así, hubiese arreado con una docena de botellas de Pulco, pufff.
Lo del "traketeo" no tiene nombre, ¿será que no estoy yo metido en esa movida zumbera y por eso me da muchísima fatiga?...¡uffff!
En cualquier caso, ¡otro gran éxito de las Mocho-partys!

desgayficando dijo...

Pues yo lo voy a confesar, soy tan de mojitos, ya ya, ya lo se, pero no lo puedo evitar, me gustan tanto, eso si, te pillas también unas chuzas enormes. Los zumberos estos han sido toda una revelación para las mochopartys eh

Publicar un comentario en la entrada

Un blog se nutre de comentarios. Aunque sea para ponerme a caldo di algo, cojostio.

Blog Widget by LinkWithin