Dos NO-recomendaciones cinematográficas para este viernes




En la sección habitual de NO-recomendaciones cinematográficas de este blog, o sea, de películas de esas que dices "¿pero dónde coño las has encontrado?" hoy tenemos dos películas de temática muy diferente.




En el Buenos Aires de los años ochenta, un "acaudalado homosexual" aparece asesinado en lo que parece ser un crimen pasional. El inspector Chávez, un tipo duro, debe investigar el caso contrarreloj, ya que recibe presiones por parte del juez para que el escándalo salpique lo menos posible a la familia del muerto. Para ello es ayudado por un joven agente que se introducirá en el ambiente homosexual como cebo del asesino.



En esta película la relación entre los dos policías es lo fundamental, y eso también debió pensar la directora, Natalia Meta, ya que en la parte puramente policiaca de resolución del caso de homicidio el guión hace aguas por todos lados, no hay nada creíble y está cargada de incongruencias.

Sin embargo, la tensión entre los dos protagonistas, sus maneras de entender el mundo, sus secretos ocultos, son lo que le otorgan interés. El resto, ya te digo, ampulosidad visual y cuatro bobás.



¿Por qué verla?
Porque es "de mariquitas", y los gays somos muy gregarios, sectarios y ghettarios. Y sólo vemos cine de gays.

Porque Chino Darín, el protagonista joven, es el hijo de Ricardo Darín y está bueno.



Porque a quien le gusten los daddies tiene a Demian Bichir en plan señor atractivo.

Por la música, curiosas versiones de éxitos ochenteros.

Porque es cine argentino, y así nos salimos un poco de lo que siempre se ve por aquí.

Por la estética.

Por la escena final.



¿Por qué no verla?
Pues por lo que he dicho antes, porque el argumento es una bobada de considerables dimensiones, la ambientación de los años 80 post-dictadura argentina no convence nada (por mucho que la chica policía parezca sacada de FlashDance) y cuando termina te quedas con un "¿y tanto rollo para esto?"

Así que tú decides, reina. Yo le doy un 5 pelao, un sufi.







Que es una matrícula de honor si la comparamos con la segunda película:



Un grupo de populares colegialas coquetea descaradamente con su atractivo profesor de historia, pero un malentendido provocará una escena algo sangrienta en el despacho del director, y tendrá su continuación en una fiesta de pijamas que las chicas montan en esa misma noche.

¡El slasher de los viernes!

Esta peli es mala, mala, mala de cojones.
Por no dar, no da ni miedo. Y, además, no tiene misterio alguno, porque se sabe quién es el malo desde la primera muerte.


Además, el guión no es que sea muy original que digamos: un grupo de chicas en camiseta y braguitas reunidas en una casa que van siendo masacradas una tras otra sin que nadie se dé cuenta hasta los diez últimos minutos de película. Y, la verdad, no me extraña, porque yo viéndola no me enteraba de cuántas chicas había ni de quién era quién. Me parecían todas iguales.

La tensión, bajo mínimos: "Oye, chicas, voy a por algo de beber" Y ya sabemos que no vuelve. Aparte de usar todos los clichés de las pelis de terror. Huy, ese chico está de espaldas, algo le va a venir por detrás. Chica arreglándose delante de la ventana, ¿quién va a aparecer por ellaaaa? Bingo.


A todo esto, el asesino va con una máscara /pasamontañas que se confecciona él con estas manitas y mis abalorios. ¿Para qué ese misterio? ¡Si ya sabemos quién es! Además, no es ni gore, porque han ahorrado en sangre artificial a lo bestia (con botecito y medio del chino de la esquina nos tiene que dar para toda la peli, ¿eh?)

¿En qué está la gracia de la película entonces? ¿En ver cuatro tetas de refilón? ¿En ver chicas en bragas? ¿En algún apunte seudobollo? No, tiene la gracia en que es una frikada infame.


Como estaba aburrido, me he puesto a recopilar las distintas muertes que ocurren:
- Suicidio con pastillas
- Rotura de cuello
- Tijeras clavadas
- Con un buzón de correos (ésta es buena)
- Ahogado con cuerda o similar (no se ve bien, sale de detrás de los arbustos y es de noche)
- Con unas tijeras de podar
- Con una radio/transistor
- Ahogamiento ¡en un barreño!
- Ahorcamiento con un cable
- Con el cuchillo eléctrico Moulinex
- Con un rizador de pelo (ésta también es buena)
- Con el atizador de la chimenea
- Atropello



¿Por qué se puede ver esta peli?
Por nada. No tiene justificación. No es graciosa. En todo caso, se puede ver estando en una fiesta en casa con amigos borrachos semidesnudos y ver qué ocurre. Porque si no...

¿Algún aliciente?
¡Sí!

La que hace de "madre", Dawna Lee Heising, que es un monumento a la requeteoperación (ríete, Uma Thurm... ah, no, que era el maquillaje, aún tienes mucho camino por recorrer):


Y el que hace de profe de historia, Bruce Kade, que está muy bueno y luce pectoralia.com pero oh, lo siento, NO SE QUITA LA CAMISA EN NINGÚN MOMENTO.


After School Massacre es mi auténtica NO-Recomendación para este finde, y la excusa para llenar media entrada de blog y que mis queridos detractores me insulten diciendo que gasto espacio internáutico en gilipolleces.


Porque sí, porque esta semana tocaría hablar de lo de Tomás Gómez, ¿no?
¿Y ése quién es?
Bueno, era.
 

9 comentarios :

Sufur dijo...

"Chino" de qué es nombre corto? De Repúblico Popular?

Sufur dijo...

"Chino" de qué es nombre corto? De Repúblico Popular?

Haddoquin dijo...

¡Con el rizador de pelo! Por eso no lo uso. Muerte horripilosa...

¿Se puede saber en qué estado de desesperación y/o embriaguez ves estas joyas del séptimo arte?

Driver GT dijo...

Prefiero aprender ganchillo que tragarme semejante bodrio.

Christian Ingebrethsen dijo...

No las conocía pero gracias a ti sé que no son recomendables. Hablando de argentinadas, no veáis Tesis Sobre Un Homicidio. Entonces la de las colegialas es como la versión prepúber y cutre de Hermandad De Sangre, ¿no?.

PasaElMocho dijo...

Vamos a ver, chicos, hay que ver por lo menos un slasher al mes para un correcto funcionamiento neuronal. Y éste es.... pues como debe ser, horripilante. O sea, que ya lo estáis buscando en gnula.

David dijo...

¿Un buzón? ¿Un rizador de pelo? Sólo por eso me están entrando ganas de verla :-P

Un saludo.

desgayficando dijo...

Mira que yo también soy de ver un slasher de vez en cuando para cumplir con el cupo pero es que éste tiene muy mala pinta, aunque las muertes con buzón de correos y rizador de pelo me han llamado la atención lo reconozco.

samuel suarez dijo...

Yo probablemente esas peliculas no las vea, lo normal, no soy tan tan, es como los libros leo 20 paginas, en peliculas 20 minutos.

Publicar un comentario en la entrada

Un blog se nutre de comentarios. Aunque sea para ponerme a caldo di algo, cojostio.

Blog Widget by LinkWithin