Finde completo, finde Comansi


Hay findes que no sé qué coño ocurre que sin comerlo ni beberlo uno anda descangallao todo el santo día de un lao pa otro. Y hoy toca entrada de blog de "Querido diario".


Todo empezó el viernes, como suele ocurrir todos los fines de semana. Tuve un día de trabajo lo suficientemente horripilante como para acabar de los nervios. Como soy previsor y me lo olía, ya llevaba en el coche la mochila para ir directo al gimnasio y así desahogarme en una clase salvaje de zumba. ¿Qué ocurrió? Pues que el mensajero que tenía que venir a por un sobre a primera hora de la tarde no apareció hasta las 17:30 horas (habría que concretar qué significa primera hora para ciertas personas). Y se me jodió el asunto, ya no llegaba a tiempo, que los viernes la clase es muy tempranera. Pero de todas todas allá que me fui "pal gym".


Y yo nada, me pongo con mi bici, mi lista de spotify con los últimos (y horrendos) éxitos de la temporada... y a la media hora veo que pasan un par de compis zumberos delante de mí. Yo con lo de la sexualidad de mis compañeros masculinos de zumba lo tengo más o menos claro pero tengo mis dudas, evident. Somos unos 7 habituales: estoy yo, que me pongo en primera fila porque si no en cuanto me quito las gafas no veo un pimiento. Indidablemente heteros están el señor (que probablemente sea más joven que yo) que viene con su mujer y el par de osos que vienen con sus novias (uno está que cruje y se lo comerían en la Kluster, el otro tendría éxito en el Bears Bar pero para mí está excesivamente desparramado). Y luego tenemos los jovencitos: el blandito tiene que serlo por narices porque es de una languidez y un amaneramiento que asustan. El graciosillo no lo sé, porque suelta algo de pluma y aparece con unos estilismos hiperajustados, pero aparentemente viene con su chica, y el dj creo que no. Pero es que con las nuevas generaciones uno no se aclara, joder.


A lo que voy, que el caso es que los veo pasar y me acerco porque oye, a ver si me he confundido de hora. Pues nada, que no, que la zumba me la perdí, pero se metían a BodyFit. Bodyfit es el Body Pump de mi gimnasio pero sin pagar los derechos de la marca comercial (como lo de llamar Ciclo al Spinning, vamos). Pero es lo mismo: levantar pesas y hacer el ganso con una banca de steps. Y empezaron a comerme el tarro con que me metiera en la clase, y yo que ni hablar, que en un año sólo he hecho cardio, que me he quedado con unas piernillas que ni la gallinoa cocouaua y no tengo nada de fuerza en los brazos.


Pero ellos venga que sí que sí, que me iban a indicar, que cogiera poco peso. Y encima se formó un corrillo a mi alrededor con la dire del gimnasio, un monitor tremendísimo y la chica que iba a dar la clase (que es boller total). Última frase antes de entrar: "¿de verdad es tu primer día? ¿tú quieres tener agujetas todo el fin de semana?" Pues me metí y oye, aguanté toda la hora con peso medio, sólo me tuve que parar en la segunda repetición de unos fondos (porque no podía más) y de agujetas sólo unas pocas en los bíceps este finde. Así que... prepárate, maricarmen, a partir de ahora... a bodypumpearme.


Y salir corriendo del shym, dejar a Tx en casa y largarme corriendo a Villeneuve du Pardoix, un pueblo en el puto fin del mundo al otro extremo de la provincia de Madrid ¡y con la carretera en obras! Pero ahbía que ir. Porque tenía una de mis reuniones de antiguas amistades.

¿Otraaaaa? Pues sí, otra, pero ésta tenía su razón de ser: una amiga del cole se casó, se fue a vivir fuera de España y no la veía desde su boda, que fue... naaaada... hace sólo 26 años. Y quedábamos en casa de otra amiga que si no hace 26 años que no nos veíamos poco falta, vamos. O sea, reunión de currutacas. Cada vez que tengo una de esas no paran de decirme lo de que "yo es que mantengo relación con las personas que quiero etc etc". Pues mira, bonita, si para algo sirven todas las mierdas de las redes sociales y ser un bicho 2.0 es para poder recuperar contacto con personas a las que quieres y que como la vida va por donde va, les has perdido la pista. A mí lo de tener una reunión de excompis y luego que todo el mundo te pida amistad en facebook y pretendan quedar cada mes (y nunca lo hagan) no, pero quedar a una cena de chicas de oro en petit comité un viernes night hija, qué quieres que te diga.


Además, fue emocionante y eso que los comentarios de "te acuerdas de..." fueron los mínimos. Éramos tres personas hablando de nuestras problemáticas actuales, familias, parejas, novios, hijos, trabajo, economía, de cómo mis amigas habían ido a hacer la compra y una se había puesto a ligar descaradamente con el charcutero (para bochorno de la que lo ve cada semana porque vive allí)... Y comimos, comimos y comimos. Porque nada más llegar me encuentro con esta mesa:


Y me dicen que las alitas de pollo estaban aún en el horno. ¡Que éramos 3! Estas chicas no tienen mesura. Y, para colmo yo hice la tarta de tres chocolates, en formato mini, adornada con ositos de goma para disimular las irregularidades. Gracias a ella (y a mis fotos payasas en instagram y Facebook) tengo ya dos rendidos admiradores de 3 y 7 años, respectivamente.



Entre pitos y flautas, que si volvemos del pueblo, que si nos equivocamos de carretera por culpa de las obras, que si tengo que dejar a "la extranjera" encasa de su hermana, que si tx mandando mensajes de "cuándo llegas", me puse casi en la una y media de la madrugada.


Y ocurrió algo que ya nos tiene más que mosqueados. A las siete y media de la mañana sonó EL PUTO DESPERTADOR BIOLÓGICO. Nos hacemos mayores. Uno quiere quedarse hasta las mil en la cama, que era el día del Pilar, que estaba todo cerrado, que no íbamos a hacer nada.... y los ojos como platos a primera hora de la mañana. Los dos. Y no era resaca, que no bebí la noche anterior que llevaba el coche.

¿Qué hacer pues? Pues polvo que te crió, claro. Pero, ¿y luego?


¡Idea! Acercarnos al mercado cervantino de Alcalá de Henares, y de paso aprovechamos para quedar con unos amigos y su hija, que son esos que siempre nos llamamos y decimos lo de "a ver cuándo nos vemos". Coche que te crió y susto del día: nos puso el vídeo del viaje que hicimos hace un par de años a Londres. Señores, luego me diréis que me pongo muy pesado con lo del gimnasio y tal, pero es que ESTABA COMO UNA BALLENA. ¡Qué horror! Y encima no paro de hacer el ganso y pegar saltitos...¡parecía Benny Hill! Quin espant, Conchín.


Lo del mercado de Alcalá de Henares ya es un clásico: llenan la calle Mayor de banderolas y ponen puestos de mercadillo en los que se vende exactamente lo mismo que en todos los mercadillos, pero disfrazado de Juego de Tronos. Además, como es en Alcalá, lo llaman cervantino, pero la horquilla histórica de la temática del mercado abarca varios siglos desde el medievo. Como paseo está bien, está entretenido. Luego ya si quieres comprar figuritas de brujitas, gofres medievales y anillos que cambian de color según tu estado de ánimo es cosa tuya.

video

Comimos en un mesón bastante típico, con yelmos, escudos, lanzas, trillos, calderos de latón y todo tipo de parafernalia ad-hoc. La comida fue una mierda. Literal. El detalle gracioso lo perpetró nuestra amiga, muy interesada en preguntarnos si habíamos ido a colegio de curas. ¡Que no! ¡Que yo iba a colegio pseudolésbico! ¡Qué afán! ¿Y cuál era el interés? Pues ni más ni menos que la niña quiere hacer la comunión y necesitan la confirmación de los padrinos para bautizarla previamente. Y al cura no le vale con que le confirmen que los padrinos van a ser Fulanito y Menganito, no. Es la Confirmación de la confirmación, eso que no sabías lo que era cuando en el cole te obligaban a recitar de memoria "Los Siete Sacramentos". ¡Y no encontraban ni en la familia ni en amigos a nadie confirmado! Qué desastre. Eso sí, lo mejor de lo mejor es el menú de Confirmación que tiene la niña. Atención al punto 4, día 18, a las siete de la tarde: ¡los padres tienen que ir a fregar la iglesia! Bestial.



En fin, que superado el día cervantino, tocaba fiesta de cumpleaños y de inauguración de casa (la compró hace un año, pero la inaugura ahora) chez Almatosa. Es decir: MÁS COMIDAAAAA.



Yo me controlé. Pasé del salmorejo (más que nada porque estaba puesto en una mesa baja y no lo vi) pero de lo que no pasé fueron de las terroríficas margaritas. Ah, como conducía Tx... El caso es que de vuelta a casa fui semiprevisor: el "espirifrén" para evitar la resaca pero... ay, se me pasó lo del Almax para controlar la bomba de tequila y limón que son las margaritas.

¿Y qué ocurrió? Pues que a las siete y media de la mañana.... 

EL PUTO RELOJ BIOLÓGICO DE NUEVO mezclado con una ACIDEZ DE ESTÓMAGO DE QUE TE CAGAS.


Pero esta vez el cansancio hizo que nos volviéramos a dormir.
Que el domingo había que estar todo el día de nuevo en el putocentropuntocom.

Pero esta entrada ya es muy larga y esa es otra historia que deberá ser contada en otra ocasión.


(y quien no entienda el título de esta entrada es que es muy joven y sólo sirve para "lo que surja")

7 comentarios :

Flanagan McPhee dijo...

Conforme llevo yo la semana, me faltaba la fotito que has puesto al final. De verdad, Mocho, qué envidia de findes. Yo lo he pasado en mi casa y currando. Tú te harás mayor, pero yo soy un señor de 60 sin vida. Me voy a mi rincón de llorar bajito.

Driver GT dijo...

Yo me pasé el domingo una hora y cuarto metido en el atasco de la A-6. Yupi...

Y me alegro de la vuelta de las fotos molonas ;)

Anónimo dijo...

Que finde mas facsion, que casa mas cuqui, que todo

DiegoC dijo...

Body Pump mola.Ocho años me avalan.

un-angel dijo...

Que bien te lo pasas, jodío, acabo hasta cansado pero no de leerte, ( ¡que lo paso muy bien! ) sino del trajín que te traes de un sitio para otro, que vida tan intensa, jaja. También iba a decir algo a propósito de las fotos, que hasta que Mr. Driver no me dijo algo aquí en un comentario sobre ese asunto no me había enterado que algunas tienen sorpresa...que pena, cuantos posts perdidos sin haber pinchado en la imagen de turno pa llevarme el susto, jajaja...
Un saludo, guapo.

un-angel dijo...

...oye, ¿ te puedes creer que me estoy queriendo acordar de qué era lo del "Comansi" y no me termina de venir a la cabeza?

Eleuterio dijo...

El oso de la segunda foto es como demasiado.

Mercados medievales de pacotilla hay también por aquí pero con salchichas y patata rallada frita con puré de manzanas.

Por el tema de la acidez renuncio a tomar vino blanco por las noches...es un horror de sed.

Tu vida social me da envidia. Bastante.

Publicar un comentario en la entrada

Un blog se nutre de comentarios. Aunque sea para ponerme a caldo di algo, cojostio.

Blog Widget by LinkWithin