Mercadona incita al beso negro


Beso negro o rimming, como lo llaman las más enteradas.

Porque sí, porque si vas a tu Mercabrona habitual verás que han ampliado y extendido la sección Deliplús, que tiene un nombre total. Y ahora hay señoritas que se te echan encima intentando que compres fragancias, cosméticos y todo tipo de productos de cuidado para la piel.

Pero donde han dado en el clavo es en el GEL MONOGOTAS.


Vamos a ver, gel monogotas. ¿Dónde van con ese nombre? Es que ni de coña se me ocurriría comprar algo así... hasta que hago lo que toda maleni hace en los súper: abrir el tapón y olerlo.

TSSSCCCHHHASSSSSHHHHH

Nunca mejor dicho lo de que huele que alimenta. Es que dan ganas de comérselo.
Dos tipos: Mora y Vainilla. ¿Cuál coger?
Probamos con el de mora.

Y al llegar a casa y probarlo en la ducha... psssss.... decepción. El gel es así como en crema, hay que extenderlo bien por todo el cuerpo, y el olor no es tan maravilloso como en el súper. De hecho es un poco desagradable.


Peeeeerooooo una vez que sales se te queda todo el cuerpo impregnado de ese olor que los fabricantes de yogures llaman frutos del bosque pero que en realidad son frutas de cuneta.

Y perdura.
Y si tu pareja se lava bien el culete con eso es que dan ganas de comérselo entero. Pero entero entero.

También vale para cualquier otro tipo de sexo oral, pero es que lo del culo es irresistible.

Hemos probado más tarde también el de vainilla.
Más agradable a la hora de extenderlo y un aroma un poco más dulzón.

Por supuesto que también incita al anilingus o como los de letras lo quieran llamar.

Qué haría yo sin mi mercabrona.

Blog Widget by LinkWithin