Estampa, estampa


Una de las cosas que me revientan estos días es oír la palabra "estampa navideña".
Especialmente cuando hay nieve.
Estampa, estampa, ¿es que no saben buscarse otra?
Es como lo del marco incomparable o el visiblemente emocionado.
Pesaos.
Que son unos pesaos.

¿Que no?
Pues toma "bonita estampa":




Y no sé tú, pero yo este año he comido lo mínimo posible en las celebraciones y aún así me he tirado DOS DÍAS ENTEROS CAGANDO. Qué barbaridad. Menos mal que asistí a la ya tradicional reunión del día de navidad por la noche en casa de un amigo, en la que nos ponemos a beber té y diuréticos varios y que resultó un éxito de convocatoria (¿16 locas y un perrito coñero tomando infusiones?)


Blog Widget by LinkWithin