Paaaaaaaaartyyyyyyyy




Este año la cosa ha sido mucho más familiar. Menos de la mitad de gente que el año pasado. Lo siento por los que no fueron invitados, especialmente los de fuera, pero en algún sitio había que poner el stop. Y lo siento más por los que no pudieron venir.

Disculpas aparte (ya somos mayorcitos), la cosa empezó el sábado con el señor tx en plan cocinitas. Que si quiches, que si humus, que si mil congelados horneados en vez de fritos. Mientras, yo le daba al mocho (es lo mío) y a las compras de última hora.

A primera hora de la tarde la mesa quedaba tal que así:


Yo tenía pensado poner la luz estroboscópica en la entrada, pero la verdad, era un mareo. Y los que vinieron lo han podido comprobar: lo verde era mucho más que verde, era SUPERVERDE.



Una cosa me queda clara: yo reconozco que para llegar al polígono hay que venir en coche y que no hay que beber. Pero es que en las fiestas cada vez se bebe menos y se come más. ¡Zampones! Que es sacar cualquier cosa y al momento desaparece. Mira que le dije al tx: reserva las quiches hasta las once, que si no los que vienen tarde no comen nada. Pues a las once las sacó y a las once y cinco ya habían volado.

Sin embargo, hagamos una comprobación empírica (¿preparados los ernlermeyer, el microtomo y las placas Petri?, vamos): Véase la superfantabulosa mariposa de entrantes que preparamos:


Y ahora obsérvese la misma mariposa al final de la fiesta:


¡Cebones! Os habéis comido los langostinos, el jamón, el salmón, el queso.. ¿y qué habéis dejado?: el embutido de serie B: el salami, el salchichón y unas pocas lonchas de pavo, que han ido a un práctico túper. El verde, ni tocarlo, pero a ver quién es el guapo que se hace una ensalada con esos restos.


Tampoco es que hubiera mucho desmelene entre los invitados, aunque siempre hay alguien que da la nota con el atuendo.


Os pasasteis con los regalos. Al día siguiente, tx me dio una sesión de iluminación colorística de casi una hora, vamos a hacer sushi como lokas, nos vamos a ir de balneario como señores, vamos a cocinar al papillote que ya verás... y lo del cheque regalo fue MUY FUERTE, un exceso.


Ahora, lo que más ilusión nos hizo fue que...
¡¡¡ POR FIN TENEMOS iPad !!!


Aquí tx, disfrazado de Buenafuente, sujetando su nuevo iPad CachoPhone . Se echó un serete en la corbata que dudo que se pueda ya lavar, pero bueno.


Y te puedes imaginar cuál es la canción que más veces se vio en la pantalla, ¿no?
El sonido, una mierda, pero es que aún no tenemos controlado lo de vídeo de Youtube enviando la señal al piso de arriba para proyectarlo y sacar el audio del pc. Sonó a lata cuando el volumen estaba alto, pero por lo menos se oía.



Sobre cómo se terminó yo no diré nada, pero tomemos este interesante documento de unos días atrás, con los ensayos preparatorios a cargo de nuestro querido Almatosa.



Y al día siguiente, no demasiado jaleo, porque os bajásteis todas las bolsas de basura. Por supuesto, restos de boas, pompones y pelucas (una fiesta sin boas ni pelucas no es una fiesta) y esta imagen de grupo de facebook de "señoras que plastifican el sofá cuando les llegan invitados a casa".


Se ha quedado así, ya lo limpiaremos hoy.


Blog Widget by LinkWithin