Barbie, Barbra... ¿BARBRIE?


Está claro que la crisis hace que las empresas en vez de lanzarse a proyectos arriesgados, apuesten por fidelizar a su público ofreciéndole productos nuevos tan atractivos que no podrá resistirse a comprarlos.

Es el caso de Mattel.

No contento con engatusar a sus potenciales compradores gays con iconos tales como Dorita o Cher...


Ahora saca la "Barbie Barbra".
Total.
Aprovechando que acaba de sacar un disco que parece un anuncio de Zara Home...

Y con nariz.

La Barbie Barbra viene con un chip musical llamado "Concierto de Despedida" y una bacalaera por la que te saca 500 dólares de la VISA sólo por empezar a cantar. Luego se marca "People" y finalmente jura (en hebreo) que es su última actuación y que no va a volver a cantar en público nunca más. A los diez minutos vuelve a repetir el proceso. Te arruina. En serio. Hay otra opción más económica, con "Memory", pero no es lo mismo.



Lamentablemente, el impacto de Barbra entre los maricas españoles es reducido. Por mucho que se empeñe, aquí NO es icono gay, aunque escuchar sus canciones sea propio de maricas viejas. En España tendrían que sacar la Barbie Alaska (para maricas seudomodernas y maricas viejas también), la Barbie Jurado (para maricas folklóricas o necrofílicas), la Barbie Escario (ellas también tienen derecho) , la Barbie Chenoa (para maricas con caderas) o la Barbie Peritoni (para maricas blogueras). La Barbie Naranjo se puede encontrar sin problema en los cajones de rebajas del Lidl, porque ya no tiene público. Y en tu falla más cercana, la Barbie Sarita Montiel.

¿Y tú? ¿Qué Barbie tendrías?

o o o o o




o o o o o


Por cierto, para las indies gafapasta pelosucio, su Barbie sería la Barbie Amy Winehouse (paradigma de la champufobia). ¿La has visto intentando rapear? Amy ahora ya no tiene sólo dos canciones, sino que ... se pasa al rap. Qué tía.



Blog Widget by LinkWithin