¿¿¿Y quién es este OTRO???


Amparín es mi asistenta. Viene una vez por semana a casa a hacer lo que le da la real gana porque no la vigila nadie y a plancharme la ropa, que es algo esencial. Conozco a Amparín desde los tiempos de maricastaña, cuando iba a casa de mi madre. Era un tabardillo que arramplaba con todo, no había adorno o figurita que se le resistiese: todos acababan hechos añicos en el suelo.

Anda que no habré colocado yo veces el búho recuerdo de Benidorm o la bola que nieva recuerdo de Montenegro en el borde de la repisa de la cocina en equilibrio inestable extremo. Pues nada, que eso no me lo rompe, hay que joerse.

Amparín dejó de ir ande mi madre para dejárselo a su hermana, que lo necesitaba más porque tenía al hijo en lo de la metadona. Aunque sus hijos quieren que deje de ir a limpiar casas, ella ahora sólo hace tres a la semana, en las que se siente más a gusto porque hace lo que quiere, se saca un dinero y tiene ocupadas tres mañanas.

Cuando le dije que me cambiaba de casa me soltó que ya lo sabía porque cada día que venía faltaba una cosa: la escalera, el aspirador... Y cuando le insinué que a la nueva ya no vendría porque está lejos y además la señora está ya mayor y me da miedo de que con tanta escalera se me caiga y tengamos un disgusto, me replicó que eran sólo dos autobuses y que antes me caeré yo por las escaleras que ella.

¿Tendremos a Amparín en la nueva nocasa nocasa? Desde luego algo se va a necesitar, porque el viernes me barrí y me fregué los suelos de la planta baja y de la cubierta fiesta y acabé MOLIDO. ¡Y eso que me faltaba la cubierta Paraíso!

Y hay una cosilla que vi en el blog de Adidas que me dejó alucinado: La Roomba.
Ana Rosa Quintana desnuda

Ana Rosa quintana desnuda
Puestos a investigar, el tx y yo pensamos que sería mejor una Scooba, que la Roomba sólo aspira mientras que la Scooba friega.
Terelu Campos desnuda

Terelu Campos desnuda
Ahora bien. ¿Alguien tiene conocimiento de si la Scooba da buenos resultados?
Porque es un pastón de no te menees y, francamente, cariño, ahora estamos en una época un poco complicada.

Y si no, podemos buscarnos a este otro hombretón:


Me da algo.


Evidentemente, Amparín no es el nombre real de mi asistenta. Hay que proteger la privacidad. Es un nombre ficticio inspirado por las falleras fechas en que nos encontramos y en el célebre relato "Amparín la filla del mestre" escrito por cierto FAMOSO miembro de la blogochusma hará unos tres lustros y que, oh milagro, ha aparecido cuando hacía yo limpieza de "cosas que llevar, cosas que tirar".

Depeche Mode Shake the disease

Depeche Mode Shake the disease
El chorbo está robado descaradamente de la web de Homoperú.

Blog Widget by LinkWithin