Spamalot





A ver, cómo resumirlo...


Todos lo hacen muy bien pero la obra es mala.

¿Vale?

Y es que una obra sin argumento basada en sketches en los que unos hacen gracia y otros no (nada) mezclados con números musicales depende mucho del estado de ánimo con que se vaya. porque la música es superconvencional. Es decir, todo está bien, sí, te ríes, pero no tiene consistencia. Y es que no es lo mismo una película o un programa de tv que una obra de teatro.


Afortunadamente triunfa la profesionalidad del montaje, la sonrisa y unos actores y cuerpo de baile que se dejan la piel en el empeño. Hay que destacar a Marta Ribera, cuya rotunda figura y voz atronadora dan perfectamente el papel de "señora estupenda". Pero estupenda en el sentido de Florinda Chic siendo observada con ojos golositos por el galán casposo de turno, no en el de tía buena anoréxica pero con tetas que se lleva ahora. Y además, canta. Y sobre todo a Fernando Gil, el único (junto a la escena de la madre de Denis) que recuerda a los Monty Python (y en concreto a las muecas de John Cleese). Se pega un curre tremendo, llena la escena en cuanto sale y se lleva al público de calle. Ah, y ya existía antes de salir en Eva Hache, no es un producto televisivo. El rey Arturo de Jordi Bosch está bien, pero le falta comicidad para ser el protagonista. Hay que pensar que el papel lo estrenó Tim Curry, que seguro que lo dotaba de mayor sentido del absurdo.


Al final uno se queda con buen sabor de boca, el público responde a los estímulos humorísticos como se pretende y, pese al nulo argumento, la obra queda exitosa.
Se puede ir a ver, se pasa un buen rato y... procura que te inviten, porque desde luego los precios de butaca de patio son desproporcionados. También procura sentarte en la fila 1, asiento 3, y lo mismo hasta te llevas una sorpresa.

Spamalot, musical ligeramente inspirado en Los Caballeros de la Mesa Cuadrada de los Monty Python, en el Teatre Victòria, en pleno Paral.lel. Que sí, que se deja ver, hombre. Vé. Total...




Y, cómo no, la canción estrella es Always look on the bright side of life, de LA VIDA DE BRIAN, que es baza segura.



Coño, que se me olvidaba algo:


Blog Widget by LinkWithin