De cines.


Hoy ya no sé qué tendría que hacer, si escribir una larguíííísima entrada sobre películas que he/hemos visto recientemente, o apañaros con el segundo capítulo de "e-namorarte" y quedarme tan pancho.

Tic Tac Tic Tac Tic Tac...

Vale, ambas cosas.

Empezamos con Los años desnudos. Clasificada "S".


Amos a ver. Es, de largo, la mejor película del tándem Sabroso-Ayaso. Quizás esto para muchos no quiera decir nada porque el resto de sus películas son o rematadamente malas (El grito en el cielo) o directamente fallidas (Descongélate), y la moñez payasa que nos encandiló de Perdona Bonita queda lejísimos en el tiempo. Sí, vale.



Los años desnudos es un drama, que el tráiler no lleve a engaño. Es la historia de tres mujeres a lo largo de los años. Y, como tal, está muy conseguido. Está rodado en base a secuencias muy cortas que se acaban de repente, y eso me pone un poco nervioso, pero los directores han sabido jugar a que el espectador imagine lo que ha ocurrido entre una y otra. Y las actrices ayudan, desde luego.


A quien le caiga mal Mar Flores le va a seguir cayendo mal, así que punto pelota, pero hay que reconocer que consigue una actuación muy convincente en un papel nada fácil, porque es capaz de transmitir el drama sin decir nada. Goya Toledo está que se sale en la primera parte de la peli, y luego un poco más convencional, pero es que su papel es el más lleno de tópicos. Y Candela Peña está tan bien como siempre, lo cual ya mosquea un poco porque parece que siempre hace el mismo papel de frases cortantes, hirientes, absurdas... Que sí, que está muy bien, pero igual que en Princesas o en Torremolinos 73. De los actores, Luis Zahera está perfecto como Frade y Antonio de la Torre llega a conmover. Sí, hay un cameo de Susana Estrada.



Del guión hay una cosa que no me ha gustado: las frases lapidarias. Parece que cada cierto tiempo uno de los personajes tiene que soltar una frase profundísima que nos tiene que hacer pensar. Para colmo, nos la recalcan escrita. Mmmm, sobran. Son como muy para quedar bien.


Otra cosa que me ha dejado un poco pochoff es que he visto muy poco reflejado el ambiente de la transición y las películas S. Sólo en la escena del tomatazo en el estreno y ligeramente en la de la comisaría. Vamos, que podría ser perfectamente la historia de tres cupletistas, tres prostitutas, tres secretarias o la evolución de las chicas de la Cruz Roja. Ahí es donde me ha fallado a mí, pero era porque yo me esperaba otra cosa, no por la peli en sí.



No porque se vea la antigua marca de la Pepsi ni los cigarrillos Lola ni un Simca/Barreiros te tienes que creer que esté ambientada a finales de los 70. En este sentido me he acordado de "El Calentito", en el que sí que te creías estar a principios de los 80, quizás porque su directora los vivió de verdad. Lo que Sabroso y Ayaso cuentan es una historia atemporal que funciona dramáticamente. Y funciona muy bien.



Nos ha gustado mucho a todos y creo que es una peli notable. Además está aderezada con joyas musicales de la época. Cómo me he puesto cuando han sonado Soul Drácula o Loca por mí.

¿Recomendación? Sí, pero ojo no te esperes una comedia desmadrada, que no lo es. Superparanada.



Más pelis:

SexyKiller


No la he visto, pero un amigo cinéfilo que sabe mucho y que conoce los experimentos videográficos que realizamos mi tx y yo nos ha dicho que el guión podría ser perfectamente mío y la realización del tx, así que habrá que esperar a que esté disponible en divx.

Wanted:


Angelina Jolie pegando tiros y un tío insoportable, pero insoportable de verdad, pegando gritos. Menos mal que a la media hora se calla y la cosa ya se presenta como una típica peli de acción. El giro de guión es tan predecible que da risa. No está mal. Para pasar el rato.

Viaje al Centro de la Tierra:


Vamos, si Candela Peña hace de Candela Peña, Brendan Fraser hace de Brendan Fraser en La Momia 4. Porque es el mismo papel. Sucesión de miniaventuras totalmente inocua e intrascendente. Creo que el único aliciente que tenía era que la vimos con doblaje guachingango (ese español latino neutro que no es de ningún país en concreto y resulta tannn relamido).

Max Payne:


Cine negro clásico mezclado con acción. Mark Wahlberg sigue empeñado en que nadie recuerde que hizo una campaña para Calvin Klein cuando era Marky Mark y que su imagen era veneada en aquel escaparate de la calle Hortaleza y sigue sin enseñar nada de nada de nada de cacHa. JODER. Qué cansino (Margarita).


Si bien la peli tiene algunos excesos visuales hacia el final, agradezco que el guión sea coherente y no haya desbarrado. Atención, spoiler (para verlo pasa el cursor sobre el espacio en blanco): Los elementos sobrenaturales quedan perfectamente explicados y lo que podría haber sido un desvarío de alas y demonios no llega a suceder. Fin del spoiler.



Nos gustó bastante la peli, sí. Y no conozco el videojuego ni falta que me hace. Al final de los créditos hay una escena extra, aviso, que nosotros no la vimos.

Transsiberian


Con unos cuantos cortes, un montaje más agobiante o claustrofóbico y dosificando un poco la intriga podría haber resultado un buen thriller. Pero no. Todo está tan tan tan masticadito que, salvo la escena de la iglesia -que es un punto- el resto es tan evidente que hace que se pierda el interés. Ya sabemos que todos los planos de Hitchcock luego tenían sentido en la resolución de las historias, pero joder, nunca se sabía cómo. Aquí se insulta demasiado a la inteligencia del espectador dando evidencias y se hace muy larga. Se le podría recortar tranquilamente casi media hora.


No he podido evitar que me viniera a la memoria la genial Pánico en el Transiberiano, con Christopher Lee, Telly Savalas, Peter Cushing, Silvia Tortosa y Helga Liné (guau).

Escondidos en Brujas.


Vamos a jugar a epatar un poco. Hacemos cosas muy bestias, tenemos situaciones complicadas pero metemos frases surrealistas o absurdas en medio y descolocamos al espectador. Igual pasa con las escenas: cuando menos te lo esperas, salta un chiste que desbarata toda la tensión criminal que hay. La peli es un continuo juego de contrastes: transmite que la ciudad de Brujas puede ser para alguien un oasis de paz y arte mientras que para otra persona es un coñazo aburridísimo. Y las interpretaciones son muy creíbles. Dos peros le pongo, que en el fondo es uno: que tarda muchísimo en arrancar, hay muchísima paja al principio, y que Ralph Fiennes, demoledor, aparece demasiado tarde.



Cómo se nota que he estado malito y hemos tirado de manta, rapidshare y divx, joder.

Los vídeos musicales que ilustran esta entrada son de la banda sonora de Los Años Desnudos.

Ah, que se me olvidaba: e-namorarte, episodio 2:





Los próximos comentarios, sobre Zeb Atlas, Matthew Rush y demás, ¿eh?

Blog Widget by LinkWithin