IndiRRana Jones


Que conste: nunca he sido fan de Indy.

En busca del Arca Perdida, la primera peli, la vi a los 17 años (aprox) en vídeo en casa de un amigo en una tele de 14". Muy entertenida, pero la soberana chorrada del final se la cargaba.

La segunda la vi en el año 2000 en Láser Disc (esas cosas que ahora sólo sirven de bajoplatos) en casa de mi primer marido la semana justo antes de cortar. Yo aproveché que estaba solito para verla y él aprovechó el viaje para ponerme la cornamenta. (Desengañémonos, lo de que el cornudo es el último que se entera es una falacia, yo sabía perfectamente a qué iba).

Y la tercera, con Chon Cóneri, no la he visto.

Partiendo de esa base, no soy de los que ha ido al cine con viejos recuerdos, prejuicios y mitomanías varias.

La cuarta peli de la saga se titula Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal, que ya les vale, más largo no podía ser.

Básicamente se trata de una peli de aventuras clásica, que usa pero no abusa de los efectos digitales y que por estructura, chistes y desarrollo bien podría haber sido hecha en los ochenta como una continuación más de la saga. En ese sentido, los fans pueden estar satisfechos. Hay momentos tan previsibles que dan risa, pero no provocan vergüenza ajena, por lo menos. (Mención especial al "ahora tendría que salir alguna tribu de salvajes..." y sale). Ahora, quien busque algo nuevo o algo que no sea typical Spielberg que no vaya.


Ford está en su papel y Cate Blanchett, pese a esos pantalones que le hacen un culo horrible y el espantoso doblaje, está tremenda como la mala. El resto cumple. El niño ese Shia nosequé no tiene ningún morbo y su papel es bastante odioso, pero al menos queda camuflado entre toda la parafernalia de la peli.

Detalles negativos: El final, tan cutresalchichero y con tantas ínfulas como el de la primera peli. La calavera de cristal de los cojones, que parece que la han comprado en el chino de la esquina. La parte de explicaciones del principio de la peli, se enredan mucho.


Detalles positivos: acción, acción, acción y una superpersecución por la selva.

Pufos y absurdeces: Muchos, pero es una peli, qué quieres. El más gracioso: la supercuchilla cortacéspedes gigante se va a tomar polculo, pero nosotros seguimos por la selva como si hubiera una autopista.

Y no quiero desvelar cosas, pero hay un momento que me recordó mucho a Tierra de Faraones, la superpeli de Joan Collins.


También se me vino a la memoria uno de los primeros títulos de Raging Stallion: Raiders of the Lost Arse, no sé por qué extraña asociación de ideas.

Blog Widget by LinkWithin