Bildinbrichis

 
Buenos días a todos.
Como corresponde al par de jornadas después de unas votaciones (la llamada "resaca") hoy toca comentar... ¡lo más destacado de Eurovisión 2015! Biennnnnn.
(ya lo sé, voy con un día de retraso y hoy hay que hablar de elecciones pero, ¿desde cua´ndo se habla de política en este blog?).

Señores, los momentazos de BildinBrichis 2015 han sido...


Montenegro, o cómo hacerse un vestido con los jirones que quedaron después de la fiesta de nochevieja en aquella discoteca de extrarradio.
Grecia: Transparencias demodé y estilismo capilar demodé. Ella dirá que iba clásica, pero no.
Albania. Genial. El repartidor de MRW da los votos.
Moldavia. Te aseguro que yo tuve una secretaria moldava (la pobre siempre llevaba un diccionario en las piernas debajo de la máquina de escribir) y era igual igual a ésta, con sus tetazas que volvían loco a todo el que se acercara.
Estonia. Mira qué adorno más bonito me he agenciado en el Primark por dos cincuenta. La puta rubia presentadora se cachondea por lo bajinis.
La morenita también se descojonaba del de Bélgica.
Perdón por la foto movida. ¡La de Armenia arrasó en Pontejos!
Ay el vestido de la Alemana. No me extraña que se llevaran 0 puntos.
La más total por aclamación popular, ¡Australia!
Leticia Ortiz precorte de pelo dio los votos por la República Checa.
Austria. Un híbrido de Celine Dion, Madonna y la Papapiruzu de las narices. Supermona.
Mi favorita. Morticia Addams por Eslovenia.
Lituania: Peinado hachazo en medio, raíces a la vista (parece que está de moda) y esos horrendos tirabuzoncitos que tanto se llevan y que quedan superhorteras.
Queen Latifah para los Países Bajos.
La polaca de la mantequilla del año pasado.
Las presentadoras ya no sabían qué cara poner ante las gilipolleces del presentador ruso.
San Marino. Una chica de buen año en un croma espantoso.
Islandia. Maravillosa, cómo parecer una sílfide disimulando los laterales negros del vestido con el fondo.
El de siempre de Chipre, que ya va cogiendo añitos. Muy moderado este año.

Ah, que habría que hablar de las canciones.


Menudo coñazo de festival.
No había nada, pero nada, que llamara la atención.
Ni frikadas, ni mariconadas, ni cosas espectaculares.
Se me hizo aburridísimo.
Además, tanta pantalla digital, tanto alarde de medios, tanta luz, tanto montaje espectacular... acaban cansando y aturdiendo.
Vamos, que ni me dieron ganas de tuitear ni las coñas que había en el grupo de Whatsapp tenían gracia.
Edurne estuvo sosa, sosa, sosa (y con una realización televisiva penosa).
Nosotros íbamos con Bélgica y Australia. El resto, totalmente intrascendente/convencional/coñazo.


Para la miniparty, de 10 personas, Tx y yo preparamos un par de quiches SIN CEBOLLA, POR SUPUESTO.




La quiche Conchita era de salchicha Bratwurst, y la Miss Peggy (Miss Piggy) de bacon y champiñón.


Momento bitch: Huy, han puesto pan tumaca... que se quedó casi intacto. Lógico, ¡a alguien se le olvidó llevar el jamón! 

¡Toma jamón!

http://www.conferenciaepiscopal.es/


Blog Widget by LinkWithin