¡Pluma y lentejuela!

 
Ayer el Tx y yo (bueno, fui yo el que lo arrastré) nos acercamos al Teatro de la Zarzuela de Madrid a ver un programa doble de musical y revista: Lady, be good! (de Gershwin) y Luna de miel en El Cairo (de Francisco Alonso).

O sea, ¡pluma y lentejuela!

Dos obras que, o se hacen con medios en un teatro público o no las ves en la vida, porque una es un musical clásico americano (de 1924) y la otra una revista española de los años 40 un poquito pasada de moda no, lo siguiente. ¡Mira!



De la primera quizás te suene la canción más famosa, Fascinating rhythm. De la segunda nada de nada, a no ser que seas un friki y recuerdes la cutreproducción que hizo Televisión Española en los años 80 protagonizada por...

¡Teresa Rabal! (¡mmmmmepongodepié!)
¡Manolo Otero! (¡el marido de la Cantudo y galán encandilaseñoras de los 70!)
¡Juan Carlos Naya! (¡que hizo una película con Cicciolina!)
¡ Y MARÍA MENDIOLA! (síiii, síiiii, la "fea" de Baccara, biennnnn)


Ah, que no te acuerdas.
Pues vale, no habías nacido.



Ambas obras han sido mutiladas, adulteradas y masacradas para que quepan en un programa doble de tres horas de duración (plus descanso) y se hagan asequibles al gran público de 2015.

¿Qué quiere decir esto?
Pues que las han cortado el 90% de los diálogos, han cambiado el argumento, han eliminado números musicales y han incluido otros de otras obras de los mismos autores.
Los puristas se llevarán las manos a la cabeza pero tranquis, que puristas quedan muy pocos y lo de hacer un mix con los números se lleva haciendo desde que existe el teatro musical.



¿Y qué tal ha sido?

Pues muy curioso.

La primera obra, Lady, be good!, espectacular.
Primero por la calidad de la partitura, luego por una producción sencillísima pero efectiva (coño, que una pared, un sofá, un piano y el mostrador de un hotel son todos los elementos del decorado, ¡y funciona!), después por un diseño de vestuario de locura, y finalmente por unas coreografías de cagarse la perra. 



Que las voces solistas tuvieran sus más y sus menos ya es otra cosa, pero el espectáculo era para decir "Ole" y, lo que es más importante, te trasladaba a los roaring twenties, al mundo del charleston, los locos veinte, de manera inmediata. Fantástico.



Luna de Miel en El Cairo (después de un descanso para organizar unas colas eternas en los baños del teatro) es una obra de mucha menor envergadura. La música es agradable, tiene un par de melodías "bonitas" pero no va más allá. Aquí el director de escena (Sagi) en vez de contar la historia muestra a una compañía de teatro audicionando y ensayando la obra, con lo cual aligera mucho el texto.



¿Qué pasa? Pues que la segunda parte, que es el ensayo general, se convierte en una sucesión de números musicales uno detrás de otro muy mal hilvanados que se acaban haciendo pesadísimos, y la hora y media se hace muy larga. Además, el apoteosis final de revista, con todo su plumerío, se queda en un quiero y no puedo.

Señor Sagi: NO PUEDE HABER UN APOTEOSIS DE REVISTA SIN UNA ESCALERA POR LA QUE BAJE LA VEDETTE.



Al final Tx y yo salimos contentos pero sí, la segunda se nos hizo un poco pesada.

Está hasta este domingo día 15, y las entradas en tercer piso centradas están a precio razonable (no baratas, que barato ya no hay nada). Si tienes posibles y cierta curiosidad, es recomendable. 

Información más detallada, aquí.

Ah, que tocaba hablar de la gala de los Goya, de Madonna en los Grammy, o del desfase y cotilleo salvaje del viernes en cierto bar de ambiente que aquello parecía besamanos de la familia real o paseíllo torero.


Pero ya sabes que aquí somos muy poco dados a esos chascarrillos, ¿verdad? 



4 comentarios :

Driver GT dijo...

Necesito cotilleo en vena.

Sufur dijo...

Gershwin es mucho Gershwin. Son momentos como este en los que más rechinan mis dientes por la frustración de vivir en provincias analfabetas...

Sufur dijo...

Gershwin es mucho Gershwin. Son momentos como este en los que más rechinan mis dientes por la frustración de vivir en provincias analfabetas...

un-angel dijo...

¿Nada de la Madonna en los Grammy?...ayyy con la curiosidad que me daba saber qué ibas a decir de todo aquel montón de cuernos...

Publicar un comentario en la entrada

Un blog se nutre de comentarios. Aunque sea para ponerme a caldo di algo, cojostio.

Blog Widget by LinkWithin