Nueva canción de Marc Almond


Como buena marica talifana que soy, tengo mis divas musicales, y como buen homoseñor que voy ya siendo, tiendo a ser fiel a mis iconos de toda la vida, entre los que no puede dejar de estar Mr. Marc Almond, loca entre las locas, reina entre las reinas, glitter entre la basura.

Y de quien ya he hablado mucho en este blog, sólo tienes que poner Almond en el buscador de la columna de la derecha.

El último disco de Marc con material "propio", Varieté, de 2010, fue una absoluta cagada de la que no valía la pena más que una canción. Él mismo declaró que probablemente fuera su último lanzamiento.


No ha sido así, y cinco años después se va a publicar The Velvet Trail, también en Cherry Records (ya no hay discográfica grande que le saque un cd a este hombre).

Y como adelanto, Life On My Own Way, que nos recupera al Marc Almond crooner, que empieza con acompañamiento de desnudo piano para luego hacer entrar a una suave orquesta, con unos arreglos que me han recordado mucho a su disco (maravilloso) de canciones de Vadim Kozin y que, oye, me ha gustado.


Un marc Almond mucho más templado, emocionado sin desbarrar, intenso y, como de costumbre, llegando al corazón.
Promete.
Veremos el disco dentro de tres semanas.

Hace un poco un chico me preguntó si lo de "Say Hello, Wave Goodbye" que ponía yo en una página se refería a una canción de nosequé cantautor peñazo. Cuando le hice saber que esa canción tenía ya sus buenos 30 añitos se quedó un poco de piedra, y aunque insistió en que le gustaba más la moderna, no dejó de quedarse con curiosidad ante la intensidad de la "original".


Puede que Marc nunca logre superar esta canción de su etapa con Soft Cell, con la que termina TODOS sus conciertos, aquí queda como muestra.



Blog Widget by LinkWithin