Jurásica de internet




¿Tenías una página en Geocities?
¿Discutías en grupos de news?
¿Chateabas por irc?
¿Intercambiabas canciones con AudioGalaxy?
¿Guardabas diskettes con máximo 3 gifs porno que es lo que cabía?
¿Reconoces el sonido de un módem de 16 kbps?
Y... la definitiva...
¿Conociste Ibertex?

Si has contestado SÍ a por lo menos un par de preguntas...

ERES UNA DINOSAURIA DE INTERNET


No te creas, cada una de las cosas de arriba tenía su enjundia. No te puedes ni imaginar lo complicadísimo que era subir una página a geocities, lo histéricas que se ponían algunas en las discusiones de las news, la de cosas sorprendentes que se conocían por Audiogalaxy, donde de verdad se compartía (aparte de piratear) música, aquellas imágenes en una resolución pésima que tardaban un siglo en descargarse y que guardabas como oro en paño en un diskette, el sonido del módem sí, venga, de eso te tienes que acordar, de lo de Ibertex...

Pero hoy vamos con el irc.


I R C, internet relay chat, ¿el primer sistema de chat bajo Windows que se popularizó? Quizás. Era complicado, pero divertido.
Primero había que bajarse un programa, el mIrc era el más popular, aunque a mí me gustaba más el Pirch.
Una vez abierto, si mal no recuerdo, había que conectarse a la red irc-hispano, porque si no te podías meter en cualquier lado, claro, y no era plan. Y una vez conectado elegías un nicl y... empieza la fiesta.

El IRC está estructurado en canales. Y, como buenos curiosos, lo primero que habíamos era sacar la lista de los canales que contuvieran la palabra #gay. Y salían sopotocientos, claro.

Lo más divertido del canal era su jerarquización. El dueño de cada canal era el que primero entraba, es decir el que lo creaba, pero también se podía registrar un canal y así convertirte en un pequeño rey de la nada.

El dueño del canal daba OP a sus amigos o a quien le caía bien, es decir le ponía una @ delante del nick a su grupo de elegidos, que se suponía que eran los habituales que velaban por el correcto funcionamiento del canal. ¿Y qué ventajas tenía un op? Pues algo tan importante como cambiar el "topic" (la frase que acompañaba al nombre del canal, su título), dar op a otros y, sobre todo, EXPULSAR a los elementos dañinos.


¿En qué se traducía esto? Muy simple: cuadrillitas de amiguetes se creían superiorísimos por tener ese poder, y otras tantas cuadrillitas se despepitaban vivos por hacerles monerías a los ops para serlo ellos también.

Es decir, salieron reinas por un tubo que se creían importantes por controlar un canal de irc. Como las tontas de ahora que se creen que por tener doscientos mil likes en Facebook o Instagram son alguien, pero en versión Windows 3.0 Y luego estaban las guerras. Que si fulanito se escinde de #gaymadrid y crea #gaymadriles, que los osos hacen #gay_osos y #gay_osera, que si nosequién era el administrador de #gay_amistad pero NUNCA se pasaba por el canal, provocando las iras de los usuarios que aspiraban a administrarlo ellos. En fin.

Aparte de los canales, le hacías clic a otro nick y le abrías un privado. Se convirtió en un chat de ligue muy eficaz en su época.

Lo más complicado del irc eran sus comandos. A mí el que más me gustaban era /ignore, con el que pasabas de las memeces que dijera la boba de turno. Si te hacías op o adeministrador de algún canal tenías que hacer un máster de comandos. El más usado era el /whois , cotillas que somos.


Aún conservo amigos de la época IRC (bueno, y de antes). Y también enemigos, porque hay que ver lo picajosos que eran muchos y cómo se lo tomaban todo a la tremenda. Yo entraba básicamente al canal #gay, a #opera, #gaymadrid, #gay_amistad y cuando me picaba el chichi, a #gaymadridsexoahora. Y, la verdad, me reía mucho y me vino muy bien en una época. Con un amigo de Pamplona y otro de Valencia creamos el canal #gay_bobas, donde nos quejábamos de lo mal que nos trataban los hombres porque éramos tontas, pero en realidad lo que íbamos era a cotillear allí de nuestras cosas en un 
aparte. Por supuesto, los de #gay_heteros nos odiaban a muerte por utilizar el femenino.

Por allí pululaba gente de todo tipo, pero proliferaban los frikis informáticos que sabían usarlo sin volverse locos, claro. Eso también tenía su problema, porque con una seguridad primitiva en la red hay quien lanzaba ataques, quien te decía que te enviab una foto y lo que hacía era intentar meterte el troyano backdoor y luego estaban los graciosos que lanzaban ataques tipo nuke, que te apagaban el ordenador de golpe.

El irc tenía sus defectos, pero fue una plataforma ideal para contactar, hablar, hacer amigos, ligar... en definitiva, socializar. Fue uno de los primeros "lugares de ambiente" virtuales.

Hubo incluso quedadas de usuarios. Y ahí sí hay para anécdotas.


A principios del siglo XXI el irc empezó a decaer con la llegada de otros chats embebidos en webs más sencillos de usar aunque yo creo que los propios usuarios se lo fueron cargando con la proliferación de juegos y scripts. Un script era un miniprograma que uno podía mandar al canal al que estuviera conectado y automáticamente a todo el mundo le salían un montón de líneas indeseables.

Unas veces eran banderas de colorines que se movían, otra un aviso de que fulanito estaba escuchando la última canción de La oreja de vanGogh (sí, créetelo), otras veces juegos tipo trivial y finalmente mensajes automáticos del tipo "pasivo mamón centro busco para ya" repetidos hasta la extenuación. Se acabó volviendo insoportable.

El irc no está muerto, aún funciona. Y prueba de ello es que la página gay española pionera, chueca.com (que fue a peor desde que ya.com la compró) aún lo sigue usando en su chat. Prueba a echar un vistazo:


¿Y a qué viene todo este rollo retro?

Pues a que ¡me han invitado a una quedada de antiguos usuarios de irc del canal #gaymadrid que se va a celebrar en breve! De la lista de asistentes creo que conozco a tres y no creo que vaya a la cena, pero la copa dinosauria de después no me la pierdo.

¡Seguiremos informando!

Blog Widget by LinkWithin