Todo lo que siempre quisiste saber sobre las estrellas del porno

Siempre he sido defensor de que se puede hablar de pornografía desde un punto de vista serio, natural y sin caer en la elaboración de teorías sicológicas (cómo me encanta quitarle la P a la sicología) para justificar el que se esté tocando un tema tan cerdo.

De hecho, en este blog he comentado los lanzamientos en vídeo porno gay que más me han interesado. ¿Por qué? Pues porque estaba harto de las crónicas de cine porno gay escritas de manera publicitaria, ya sea en revistas o por internet, y siempre usando las mismas palabras.


Es lógico. Si tu revista (llámese Shangay, Odisea o Mensual) o tu página web (Tlavideo, Hisxpress) se sustenta con publicidad de tiendas y productoras, es lógico que pongas bien sus últimos lanzamientos. Pero es que lo de "los chulazos más calientes gozando a tope" aburre.


En el blog procuro no comentar más que lo que me llama la atención, y me gusta centrarme en la trayectoria de los actores (modelos, como llaman en muchos sitios) y de las productoras, en las tipologías de las películas, en los detalles... porque escribir "he visto una peli en la que dos tíos se follan hasta que les sale la leche por las orejas" no me aporta nada ni a mí ni al blog. Lo cual no quiere decir que no me chorree el helado en cuanto aparece Jake Dakota, que uno no es de piedra.


Opino que la pornografía es una afición individual y efímera. Efímera porque una vez vista una película rara vez se vuelve a repetir el visionado, e individual porque, salvo raras excepciones, se disfuta más estando a solas. También puede ocurrir que le pases a un amigo la peli porno de Carmen de Mairena y éste se dedique a proyectarla en reuniones de amigos para descojone de todos (y que luego me llamen a mí guarro por haber sido el que la grabó), pero no es el caso.


Y, siempre que la afición no se convierta en adicción y no condicione tu vida, no le veo gran peligro para la estabilidad mental de uno mismo. Ahora, si tu vida sexual se limita a ver porno y a esas ocasionales pajas por messenger, y-eso.com o icuii, háztelo mirar, nen.


¿Y a qué viene todo este coñazo?
Muy sencillo, a que la cadena de televisión here.tv, especializada en programas para público GLBTXPQRS presentó a principios de agosto una serie de documentales sobre la vida de las estrellas del porno, sus opiniones, sus relaciones personales, familiares... en definitiva, lo que hay detrás de las personas que hay delante de las cámaras.


No creo que vaya a ver ninguno de esos programas, pero aquí queda la noticia, y pienso que es una buena ocasión para observar el mundo del porno desde otros puntos de vista. Más info, aquí.

10 comentarios :

Don Otto Más dijo...

Quiero tener el cuerpo de Marvin y Andreas... Ains!

Y ya...

Ah! En griego (clásico) sico es higo, jajaja...

Gayhetera dijo...

Ay, cómo es lo de la Academia de Pollas. Sirva este comentario para felicitarte fervientemente por ser titular de esa precensura por parte de blogspot.
A mi lo del porno hetero, como que no... Verás por qué

http://www.lacoctelera.com/mariliendre/post/2007/01/22/no-es-nos-guste-porno-es-el-temita-es-muy-fuerte

Adidas Superstar dijo...

Detrás de un actor porno lo que suele haber es otro actor porno petandole el tracas, y tal xD

Nils dijo...

adidas, eso es poesía! jajaja

coxis dijo...

que levante el pubis quien no haya consumido porno...

Quique dijo...

Me gustaría saber más de la vida personal de Peter North, mi estrella del porno favorita.

PasaelMocho dijo...

Qué mal está la gente.

HUY, que yo estaba de huelga de comentarios blogger. JO.

Casta dijo...

Y continuas sin hablar del actor ese hetero que hace pelis gays y pilla enfermedades...
jolines!!!

Angelina Jolín dijo...

A ver si te acuerdas de tu amiga La Jolín y le recomiendas una buena peli de señores grandotes ;)
Mira que no he visto ninguna que me haya gustado alguno, las porn-bears son horrorosas!!

muacks

Sufur dijo...

Me lo estoy viendo venir: un serial de biopics sobre los actores porno de los 90 en el canal de Historia del cable, comentados con doblaje superpuesto por unos cuantos profesores de la universidad de Cornell... Va a ser el colmo del erotismo. ¿Alguien más necesita un café?

El mío que sea doble, por favor.

Publicar un comentario en la entrada

Un blog se nutre de comentarios. Aunque sea para ponerme a caldo di algo, cojostio.

Blog Widget by LinkWithin